Estructura funcional de un negocio en crecimiento

Escrito por Jonathan Lister | Traducido por Enrique Pereira Vivas

El modelo funcional de la estructura organizativa utiliza una mano de obra especializada que tiene el poder de decisión en una ubicación centralizada. Para una pequeña empresa en crecimiento, una estructura funcional puede proporcionar la rigidez necesaria para sostener el crecimiento enfocado al mismo tiempo que permite a cada empleado trabajar en un papel que maximiza las posibilidades de la empresa para el éxito continuo.

Roles especializados de los empleados

A medida que tu pequeño negocio crece, tendrás que especializar a tus empleados en departamentos específicos para dedicar una mayor atención a cada faceta de tu empresa. Por ejemplo, el departamento de marketing requerirá un equipo de vendedores con experiencia y educación formal en el campo de las relaciones públicas. Esto permite a tu empresa mantener la atención igual en toda la empresa y mantener el crecimiento al no permitir que ninguna división en particular dentro de tu negocio retrase el resto. Un departamento disfuncional dentro de tu pequeña empresa puede arrastrar hacia abajo la productividad y causar pérdidas en los ingresos.

Mejorar el departamento de comunicación

Como propietario de una pequeña empresa, el crecimiento de tu pequeña empresa puede cogerte con la guardia baja y causar problemas de comunicación entre los departamentos recién especializados. La comunicación lateral entre los departamentos de tu empresa es importante para permitir un flujo de información movible entre los jefes de departamento. Esto permite que la información viaje más rápido de manera que cada departamento sepa cómo el otro está avanzando en un proyecto determinado y alerta a las divisiones de los posibles problemas antes de que sean demasiado graves. Hacer frente a obstáculos al inicio del proceso a través de una comunicación eficaz mantiene a los proyectos avanzando sin retrasos.

Métodos operativos estándar

Una estructura funcional del negocio depende de los métodos estandarizados de producción, según el sitio web de Business Mate. Esto requiere que tú como propietario de un negocio desarrolles métodos estándar de operación y rendimiento para cada departamento dentro de tu empresa en crecimiento. A través de la estandarización, los empleados saben lo que esperas en términos de calidad del producto y el rendimiento laboral. Esto tiene un efecto estabilizador y te libera de la obligación de vigilar constantemente el progreso del trabajo. Puedes dejar las tareas de supervisión a tus jefes de departamento u otro personal de gestión.

Toma de decisiones centralizada

Cada jefe de departamento tiene la libertad de hacer las decisiones operativas del día a día dentro de la empresa en términos del manejo del desempeño de los empleados y la disciplina laboral. Cuando se trata de la toma de decisiones más amplias, tú como dueño del negocio conservas los derechos exclusivos para dirigir el curso de tu empresa en una estructura funcional. Los jefes de departamento de tu empresa deben servir como asesores de tu toma de decisiones. Utilizar la experiencia y la opinión de cada departamento puede ayudar a dar forma a tu dirección de la organización y maximizar las posibilidades de mantener el crecimiento de tu empresa a través del tiempo.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images