Estructura de negocios descentralizada

Escrito por Neil Kokemuller | Traducido por Laura Gonzalez
Ciertos tipos de operaciones de negocios requieren virtualmente una descentralización para la eficiencia y el éxito.

Ciertos tipos de operaciones de negocios requieren virtualmente una descentralización para la eficiencia y el éxito.

Una estructura de empresa negocio descentralizada es aquella en la que ejecutivos de la compañía colocan importante poder de decisión en manos de los gerentes de primera línea y locales frente a la reserva de todas las decisiones importantes en la parte superior. Las estructuras descentralizadas de negocios tienen pros y contras en relación con operaciones más centralizadas y cada empresa debe decidir qué método le funciona mejor.

Centralizado vs. descentralizado

En una estructura de empresa centralizada, la empresa suele tener una sede donde los gerentes clave trabajan y toman la mayor parte de las decisiones importantes de la compañía. Estas decisiones luego pasan a los gerentes locales para ponerlas en práctica como se indica. Las estructuras descentralizadas todavía tienen la supervisión de la alta dirección, pero la línea de frente o los gerentes locales tienen mucha más libertad y autoridad para tomar decisiones que sirvan a los fines de sus mercados locales, clientes y otras partes interesadas.

Benefició de la descentralización

Una ventaja importante de una estructura descentralizada es que los líderes locales tienen más capacidad para adaptarse rápidamente a los cambios en el mercado local. Si los clientes quieren algo, y tienen que esperar a que los líderes de la zona se comuniquen con los líderes centralizados, se pueden generar retrasos, que puede alienar a los clientes más importantes. La descentralización puede mejorar la moral de toda la empresa pues gerentes y líderes de todos los niveles creen que tienen una fuerte participación en el éxito o fracaso de la empresa.

Desafíos de la descentralización

El CEO de Johnson & Johnson, William Weldon, señala que una desventaja principal de su empresa que opera con un enfoque muy descentralizado es que él y otros altos directivos tienen que ceder el control y poner la fe significativa en las manos de otros líderes. Otra desventaja común asociada con la descentralización es que la toma de decisiones está más dispersa. Esto significa que más personas están involucradas y las decisiones no están concentrados en sus líderes más fuertes. Una posible incompatibilidad entre la marca plantea otro desafío.

Otras ideas

Weldon señaló también que la estructura descentralizada de la empresa influye en gran medida en la capacidad de hacer negocios a nivel mundial. Las decisiones estratégicas y de negocios se basan en los empleados locales en los mercados extranjeros. El sitio de Internet 12Manage señala tres tipos básicos de descentralización: desconcentración, delegación y devolución. La desconcentración se considera la forma más débil de la descentralización pues la toma de decisiones sigue residiendo en los altos directivos o gerentes regionales de rango superior. La delegación es más extensiva pues la autoridad se transmite al nivel de primera línea. La devolución es más extrema ya que los niveles locales o tiendas de primera línea toman las decisiones más críticas con autonomía.

Créditos de las fotos

  • Goodshoot/Goodshoot/Getty Images