Estrategias de formación para los empleados por hora

Escrito por Shelley Frost | Traducido por Luciano Ariel Castro

    La formación que recibe un empleado por hora a menudo afecta a su comodidad y la satisfacción con el trabajo. En lugar de simplemente de poner a tus empleados por hora en la posición, toma tiempo para entrenarlos en las diversas estrategias para una experiencia completa. A medida que los empleados por hora adquieren experiencia en los procedimientos de tu empresa, serán capaces de ayudar en la formación de los nuevos empleados.

    Formación general

    La formación general que un empleado por hora recibe cubre la información básica relativa a la tarea y la empresa. Normalmente, esto implica entrenamiento en temas como beneficios, expectativas, cultura de la empresa, el acoso y la discriminación. Las áreas cubiertas por el manual del empleado son presa fácil para este tipo de formación, que por lo general se lleva a cabo en un salón de clases. Para las grandes empresas que emplean a más de una persona a la vez, esta formación es a menudo una situación de grupo. Para las pequeñas empresas, una sesión con el supervisor es suficiente para cubrir lo básico. Si bien estos temas de capacitación parecen aburridos problemas de limpieza, querrás que tus empleados por hora entiendan las expectativas de y que sean capaces de realizar bien el papel.

    Formación práctica

    La formación práctica da a los nuevos empleados por hora un método de acoplamiento de aprendizaje de sus deberes laborales. Las posiciones por horas a menudo implican tareas físicas, por lo que verlas realizadas es un buen entrenamiento para capacitar a los nuevos empleados. Por ejemplo, un socio minorista nuevo puede aprender a correr una caja registradora a través de una manifestación de su supervisor. A continuación, tiene la oportunidad de realizar transacciones en la caja registradora bajo supervisión. Elabora una guía de formación específica práctica para asegurarte que todos los nuevos empleados reciben una experiencia similar para aprender sus tareas específicas del trabajo.

    Entrenamiento con compañeros

    Los otros empleados en las mismas posiciones a menudo son activos valiosos en la formación de los nuevos empleados. Con una experiencia de primera mano en el cargo, el personal actual es capaz de identificar las áreas clave en las que es necesaria una formación intensiva. Involucra a tus empleados en el desarrollo de los materiales de capacitación para los nuevos. Además de los supervisores más importantes liderando entrenamiento práctico, consigue colaboradores que se involucren. Por ejemplo, en un restaurante, deja que los nuevos servidores sean sombra de tus mejores servidores para verlos en acción. Designa a los mentores a nuevos puestos de trabajo empleados por hora. Los mentores les darán una referencia integrada por los problemas que surjan durante el período de formación. Esto también permite a los empleados existentes, aumentar potencialmente la satisfacción laboral.

    Ofertas integrales

    Mientras la capacitación específica se utiliza a menudo, una amplia selección de opciones de formación crea buenos empleados por hora. Ofrece sesiones opcionales de formación sobre temas relacionados con la industria o los intereses generales como el yoga. El entrenamiento cruzado también amplía el conocimiento de tus empleados por hora. Estarás en mejores condiciones de llenar los vacíos si otro empleado se va o está ausente cuando se entrena a los empleados en diferentes áreas. Estos se benefician al obtener un sabor de otros departamentos u oportunidades potenciales de empleo. Trabaja con los empleados por hora para establecer sus objetivos profesionales futuros y así serás capaz de proporcionar formación para ayudarles a alcanzar esas ambiciones.

    Créditos de las fotos

    • Jupiterimages/Comstock/Getty Images