¿En qué se basa el financiamiento de cuentas por cobrar?

Escrito por Katie Jensen | Traducido por Mary Gomez
El financiamiento de las cuentas por cobrar le permite al vendedor obtener el dinero en efectivo de inmediato vendiendo la cuenta por cobrar a un tercero.

El financiamiento de las cuentas por cobrar le permite al vendedor obtener el dinero en efectivo de inmediato vendiendo la cuenta por cobrar a un tercero.

Las ventas empresa a empresa a menudo se dan con plazos de pago de 30, 60 o 90 días. El comprador recibe el producto pero no realiza el pago hasta la fecha acordada por ambas partes. El vendedor registra la venta como ingresos y aumenta las cuentas por cobrar por el importe de la venta. Cuando se realiza el pago, el vendedor disminuye las cuentas por cobrar y aumenta el efectivo. El financiamiento de las cuentas por cobrar le permite al vendedor obtener el dinero en efectivo de inmediato vendiendo la cuenta por cobrar a un tercero. Esto se conoce como factoraje.

Tamaño

El tamaño importa. La empresa de factoraje (el tercero que compra las cuentas por cobrar al vendedor y recibe el pago del comprador) prefiere cobrar varias cuentas grandes, en lugar de muchas pequeñas. Puede haber un nivel mínimo de cuenta para obtener el factoraje.

Solvencia crediticia

La empresa de factoraje revisa la solvencia crediticia del comprador, ya que esa empresa colocar el dinero. No se toma en cuenta la solvencia del vendedor. Si el comprador tiene un buen historial de crédito y está bien establecido, es más probable que la empresa de factoraje compre las cuentas por cobrar en comparación si el comprador cuenta con un historial de pagos atrasados​​.

Tiempo

Las cuentas por cobrar que pasaron la fecha acordada de pago son menos propensas a ser pagados que los que no han caducado. La empresa de factoraje lo sabe, y ofrecerá una cantidad con descuento por las cuentas por cobrar o no estará interesada en comprarlas en absoluto. Las empresas de factoraje no son agencias de cobro y no quieren tener que perseguir al comprador para el cobro.

Grupal o individual

Si bien algunas empresas de factoraje compran cuentas individuales por cobrar, otros las compran en grupo. El vendedor puede tener la opción de escoger las cuentas por cobrar a vender.

Ventajas

Las compañías que ofrecen condiciones de pago pueden verse forzadas debido a que sus competidores lo hacen. Las empresas que están luchando financieramente o en modo de crecimiento no pueden darse el lujo de esperar hasta tres meses por su dinero. Por ejemplo, si las ventas están creciendo a una tasa del 10 por ciento cada mes, la empresa no puede usar el dinero a la mano para fabricar nuevos productos para llenar las órdenes si están a la espera de un pago. Las compañías que venden por estaciones tienen el mismo problema. Las compañías de factoraje ofrecen el pago pronto después de realizarse la venta.

Desventajas

Algunas compañías de factoraje notifican al comprador de que ahora ellos son dueños de las cuentas por cobrar y que los pagos deben enviarse directamente a ellos. El factoraje no es económico. Las cuentas se venden con un descuento, lo cual disminuye el margen de ganancia del vendedor. Una cuenta por cobrar de US$20.000 puede ser factorizada por solo US$18.000.

Créditos de las fotos

  • Adam Gault/Digital Vision/Getty Images