El salario promedio de un educador certificado en diabetes

Escrito por Audra Bianca | Traducido por Karly Silva

Un educador en diabetes puede obtener certificación profesional y pertenecer a una organización como la American Association of Diabetes Educators. Obtener una certificación en este campo es atractivo para las personas en ocupaciones del cuidado de la salud como una enfermera o dietista registrados. El salario promedio para este trabajo es ligeramente mayor que el salario promedio para una enfermera registrada, de US$64.690 al año, según el reporte del 2012 del U.S. Bureau of Labor Statistics as of 2012.

El salario promedio

De acuerdo con una encuesta de salario de la American Association of Diabetes Educators (AADE), el salario promedio fue de US$64.900 al año en el 2008. En ese momento, el educador promedio también tenía una licenciatura y tenía 51 años de edad, de acuerdo con el reporte. Esta profesión generalmente tiene más trabajadores de edad avanzada, sobre todo mujeres. La encuesta encontró que sólo 3% de los educadores era hombre y sólo 9% tenía menos de 35 años. El encuestado promedio tenía más de 25 años de experiencia.

Marco de trabajo

La encuesta del AADE encontró que el 43% de los trabajadores estaban empleados en universidades u hospitales y que el 12% trabajó en un ámbito hospitalario con pacientes internados. Otros empleadores fueron en el consultorio de un médico, el sistema de consulta externa ambulatoria y ámbitos comunitarios.

Hacer una diferencia

Existe el potencial de hacer una diferencia en las vidas de muchos adultos y niños sufriendo de diabetes. El Centers for Disease Control de Estados Unidos estimó en el 2011 que 25,8 millones de personas, alrededor de 8,3% de los estadounidenses, tenía diabetes. Esta cifra incluye 7 millones de personas que no han sido diagnosticadas con la enfermedad.

Lo que el trabajo implica

La AADE reportó que el 98% de los educadores en diabetes certificados que participaron en la encuesta trabaja con pacientes. Esta ocupación incluye colaborar con personas que tienen diabetes o están en riesgo de la enfermedad. Mediante la educación en salud, el paciente obtendrá el conocimiento y las habilidades necesarias para cambiar su conducta y prepararse para manejar él mismo su condición.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images