El salario de un comentarista de fútbol

Escrito por Nancy Hart | Traducido por Joaquin Manes Rossi
Troy Aikman tuvo una carrera de Salón de la Fama como un mariscal de campo, y se valió de ese éxito para conseguir un trabajo lucrativo como comentarista de la NFL.

Troy Aikman tuvo una carrera de Salón de la Fama como un mariscal de campo, y se valió de ese éxito para conseguir un trabajo lucrativo como comentarista de la NFL.

Los locutores ayudan a guiar la experiencia de mirar o escuchar de los aficionados siguiendo los partidos de fútbol en todos los detalles cruciales de la acción, así como una visión más profunda de los equipos y los jugadores. Dependiendo del medio -televisión o radio- los locutores utilizarán diferentes técnicas para describir la acción. Las emisiones de televisión requieren menos descripción de la acción debido a que las imágenes dicen mucho de la historia. En la radio, el oyente es completamente dependiente del comentarista. Los locutores tienen una serie de salarios en función de la experiencia y el nivel de competencia que están transmitiendo.

National Football League

La NFL es el nivel más alto en el deporte, y a sus locutores se les paga en consecuencia. Los mejores hacen más de US$1 millón al año. Los promedios de la industria no son publicados por deporte o liga, pero las principales redes de difusión de televisión pagan los mejores salarios y suelen contratar a los ex jugadores estrella para sus equipos de transmisión. Los ex jugadores como Cris Collinsworth y el mariscal de campo y Salón de la Fama Troy Aikman ganan más de US$1 millón. Los locutores emblemáticos Al Michaels y Joe Buck ganan US$5 millones, según un informe de USA Today del año 2012.

Universitario principal

Las principales cadenas de televisión como ABC, CBS y ESPN también pagan grandes sumas de dinero -cifras que alcanzan los miles de millones- para los derechos de transmisión de partidos de fútbol universitario. Estas redes pagan a sus comentaristas principales altos salarios para transmitir los juegos en televisión y radio afiliadas. Algunos comentaristas estrella trabajan en partidos de la NFL y de la universidad, así como otros deportes, y hacen más de US$1 millón al año. Para los equipos universitarios, las estaciones de radio de la región pagan a sus comentaristas deportivos más cerca del salario medio anual de todos los locutores de radio y televisión, lo cual fue US$26.850 en mayo de 2010, según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. El salario real dependerá del tamaño del mercado en el que el comentarista trabaja. Un locutor de la ciudad de Nueva York ganará mucho más que alguien de radiodifusión en Des Moines, Iowa, por ejemplo.

Divisiones menores universitarias

Los programas de fútbol americano universitario en divisiones inferiores, como el Football Championship Subdivision or Division III, también se ofrecen en radio y televisión. Las estaciones regionales de radio y televisión por cable a menudo contratan a sus propios locutores para juegos locales de los equipos de fútbol de la universidad. Estos anunciantes ganan un rango de salarios en función de si son trabajadores independientes por sólo la temporada o empleados de tiempo completo en las estaciones, tales como directores deportivos, que también toman los roles de radiodifusión. Los salarios dependen de la cuantía del presupuesto de la empresa de radiodifusión regional o de la escuela. El rango de salario para los locutores deportivos es de US$19.933 a US$101,367 en octubre de 2011, de acuerdo con Education-Portal.com.

Secundario

Las transmisiones de fútbol de la escuela secundaria por lo general se encuentran en la radio, en todo caso. Cuánto ganará un comentarista por anunciar un juego depende de una variedad de factores. Algunas estaciones tienen empleados que tienen otras funciones y que se utilizan para emitir los partidos durante la temporada de fútbol de la escuela secundaria. Otras estaciones pueden pagar a un comentarista por juego para hacer la difusión. Los comentaristas asalariados que relatan los juegos de secundaria podrían llegar a estar en el extremo inferior de la gama de locutores deportivos, haciendo alrededor de US$20,000 o más, dependiendo del tamaño del mercado.

Créditos de las fotos

  • Joey Foley/Getty Images Entertainment/Getty Images