El propósito de la retroalimentación en los programas de capacitación y tutoría

Escrito por Helen Akers | Traducido por Elizabeth Funes

Los programas de capacitación y tutoría desarrollan vínculos entre la estrategia de una organización y su puesta en práctica. La mayoría de los programas de tutoría juntan a un empleado con experiencia con un empleado nuevo o con menos experiencia. Uno de los efectos de un programa de formación y asesoramiento es ayudar a los nuevos empleados a superar los desafíos. Según el Chartered Institute of Management Accountants, las herramientas que la capacitación y el programa de tutoría usan pueden ser muchas. En una relación abierta y de confianza, tanto el mentor y el aprendiz son responsables de proporcionar retroalimentación.

Proceso de retroalimentación

En una tutoría y capacitación, la retroalimentación consiste en la evaluación y el establecimiento de metas. Los mentores suelen pasar tiempo trabajando con sus aprendices. Uno de los propósitos del mentor es evaluar el nivel de habilidad actual del pupilo. El mentor indica al aprendiz información sobre cómo realizar mejor determinadas tareas de trabajo. Un aprendiz puede tener preguntas sobre cómo manejar los aspectos del trabajo. El mentor proporciona respuestas basadas en su experiencia. Un mentor suele dar recomendaciones sobre el crecimiento y las carreras potenciales al aprendiz.

Mejoramiento del empleado

La evaluación en un programa de capacitación y tutoría alienta un mejor desempeño laboral. Muchos programas se centran en mejorar el rendimiento a nivel individual y grupal. Las empresas suelen definir las competencias básicas para los diferentes puestos de trabajo. Un programa de tutoría busca el desarrollo de estas competencias básicas. Por ejemplo, una competencia básica para un comerciante es la adhesión a exhibir estándares. La retroalimentación que ofrece un mentor buscará educar al aprendiz acerca de los estándares. Siempre y cuando el aprendiz se desvíe de las normas, la retroalimentación podrá corregirlo.

Desarrollo de carrera

Las empresas utilizan los programas de capacitación y desarrollo para preparar a los empleados para las posiciones más avanzadas. Un nuevo empleado deberá encargarse de comunicar sus objetivos e intereses profesionales. El proceso de retroalimentación da el tutor la oportunidad de evaluar dónde se encuentra el aprendiz. En conjunto, el mentor y el aprendiz pueden desarrollar un plan de acción. El plan define las habilidades que pueda necesitar adquirir el aprendiz para alcanzar sus metas profesionales. Esta información también podría brindarle al aprendiz una imagen realista de qué tan probable es que alcance su meta.

Mejoramiento organizacional

Un programa de capacitación y tutoría efectiva evalúa primero las necesidades de formación de los empleados. La evaluación en un programa de tutoría identifica problemas y encuentra soluciones. Los nuevos empleados pueden ser capaces de ofrecer sugerencias sobre las políticas, procedimientos y funciones de trabajo. Las empresas utilizan programas de desarrollo para desarrollar habilidades en el pensamiento creativo y visionario. El proceso de retroalimentación durante el entrenamiento ayuda a los empleados a aprender a través de la acción y la experiencia. Un mentor puede confirmar las ideas de un nuevo empleado al ponerlas en práctica. Parte del proceso de retroalimentación implica también que el mentor sugiera modificaciones a esas ideas.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images