El método directo de cancelación de cuentas por cobrar y propósitos de impuestos

Escrito por Keela Helstrom | Traducido por Cesar Daniel González Ménez

La cancelación directa de las cuentas por cobrar se utiliza principalmente por pequeñas empresas para la información financiera, pero es requerida por todas las empresas en la determinación de la obligación tributaria al Servicio de Impuestos Internos. Con este método, una empresa registra la morosidad en su libro mayor una vez que se determina incobrable. Esto difiere del método de asignación, lo que requiere una empresa para estimar las pérdidas potenciales antes de que ocurran.

Método directo de cancelación explicada

Cuando un cliente deja de pagar las cantidades que adeuda, la venta puede ser "dada de baja" de los libros de la empresa, reducida de las cuentas por cobrar y se registra como una pérdida para la empresa. Las "cuentas por cobrar" es una cuenta del libro mayor que se encuentra en el balance de una empresa. El saldo representa el importe total de las ventas a crédito que fueron facturadas a los clientes de la compañía y ahora están esperando recibir dinero en efectivo.

Ejemplo de la cancelación directa

La entrada diaria para utilizar el método de amortización directo de la mala deuda requiere dos cuentas del libro mayor, cuentas por cobrar y cuentas incobrables. Para entender el impacto de la contabilidad general, primero vamos a empezar con el punto de venta inicial. Supongamos que el 31 de julio, una empresa tiene un saldo de cuentas por cobrar de US$148.000.

Entrada del diario de ventas

El 1 de agosto, la empresa realiza una venta de US$1.200 en productos con plazos de la factura de 30 días netos a uno de sus clientes locales. En este momento, el contador de débitos, CP, cuentas por cobrar y créditos, IV, los ingresos por ventas. Esta operación da lugar a la siguiente entrada en el libro de contabilidad: (CP) Cuentas por cobrar 1.200 (IV) Ingresos por ventas 1.200 Esta entrada incrementará el saldo de cuentas por cobrar de la empresa a US$149.200.

Entrada de cancelación directa

Supongamos que el 31 de noviembre del mismo año, la empresa determina que después de innumerables intentos frustrados de cobrar la factura excepcional a un cliente, la cantidad nunca será recogida y debe registrarse como una pérdida en los libros de la compañía. El contador hará el siguiente asiento en su libro mayor: (DI) Deudas incobrables de gastos 1.200 (CP) Cuentas por cobrar 1.200 Esta entrada reduce el saldo de cuentas por cobrar de nuevo a US$148.000, ya que la cantidad ya no se prevé como objeto de colección. Toda la pérdida de US$1.200 se puede incluir en la declaración de la empresa de impuestos, IRS Form 1120, en la línea 15 de la morosidad.

Créditos de las fotos

  • Pixland/Pixland/Getty Images