El método de crecimiento de perpetuidad DCF

Escrito por Jonathan Lister | Traducido por Mariana Groning

El método de crecimiento perpetuo no calcula los flujos de efectivo descontados (DCF, por sus siglas en inglés), calcula las ganancias de inversión más allá de las valoraciones del DCF. Antes de que un inversionista pueda utilizar el método de crecimiento perpetuo para rastrear las ganancias sobre la vida de una inversión, debe determinar el flujo de efectivo utilizando el método que mejor se adapte a la estabilidad o a la imprevisibilidad de la renta de la inversión potencial.

Definición de Flojo de Efectivo Descontado

El flujo de efectivo descontado o DCF es el valor de los ingresos proyectados de una inversión en un momento dado en el tiempo. El DCF intenta mitigar la naturaleza de apreciación del dinero para obtener la proyección de los ingresos de inversión en línea con dólares actuales. Según BusinessDictionary.com, descontar dinero de esta manera es necesario porque los dólares valen en el futuro más que en el día de hoy. Esto permite que un inversor vea los ingresos futuros proyectados en dólares de hoy. Hay dos formas relativamente simples para calcular el DCF: el método del valor actual neto y el método de la tasa interna de retorno.

Método del valor actual neto

El método del valor actual neto de DCF muestra la diferencia entre el valor actual de flujos de efectivo futuros y la cantidad original de efectivo pagado para una inversión. Para calcular el flujo de efectivo descontado utilizando el valor presente neto, resta la cantidad de la inversión original de la tasa de retorno deseada de la inversión. Por ejemplo, una inversión por US$1.500 al 10 por ciento de interés produce US$1.650 al final del año. Esto hace que el valor actual de US$1.650 a la tasa esperada de retorno US$1.500. Restar el valor actual de US$1.500 por la cantidad de inversión original de US$1.500 es igual a cero. Esto indica que la inversión genera dinero suficiente para pagar el monto de la inversión y la tasa de retorno. Un número positivo indica una inversión que supera las expectativas de rendimiento, mientras que un número negativo indica una inversión que pierde dinero.

Tasa interna de retorno

El método de tasa interna de retorno para calcular el DCF es útil cuando el flujo de ingresos de inversión varía de un trimestre a otro. Según BusinessDictionary.com, la tasa interna de retorno es la tasa media anual de retorno de la inversión sobre la vida de esa inversión. Calcular que este número puede ser tan simple como agregar los retornos trimestrales a la inversión y dividir por el número de cuartos para obtener el promedio. Por ejemplo, si una inversión genera retornos de US$1.000, US$500, US$1.500 y US$750 en cuatro trimestres fiscales, la rentabilidad anual promedio es de US$937,50. Una tasa de retorno positiva indica una inversión rentable, mientras que un número negativo indica una inversión que está perdiendo dinero. La tasa interna de retorno también puede utilizar fórmulas de cálculo complicadas para obtener el DCF y puede producir datos financieros engañosos cuando un inversor utiliza dos inversiones completamente separadas en los cálculos.

Método de crecimiento perpetuo

El método de crecimiento perpetuo calcula los flujos de efectivo de una inversión más allá de las determinaciones del DCF. Según Macabacus, un sitio web profesional de contabilidad, este método toma la postura de que una inversión puede continuar generando flujos de efectivo en la tasa de flujo de efectivo descontado para siempre. Esta tasa de crecimiento generalmente asume que la tasa de retorno de una inversión cae entre la tasa histórica de la inflación en 2 y 3 por ciento. Suponiendo que un número más alto es riesgoso porque el inversionista apuesta que el crecimiento de la inversión supera el crecimiento económico total del país.

Créditos de las fotos

  • Adam Gault/Photodisc/Getty Images