Ejemplos de un código de vestir corporativo

Escrito por Nicole Long | Traducido por Elizabeth Garay Ruiz

Los negocios de todos los tamaños, por lo general adoptan un código de vestir para ayudar a guiar las decisiones de los empleados relacionadas con una apariencia adecuada y un buen vestir en el lugar de trabajo. La decisión de una compañía de proponer y reforzar un código de vestir corporativo surge de un deseo de crear y mantener una imagen particular dentro de la comunidad y con los clientes.

Vestir corporativo

Tradicionalmente, el vestir corporativo es requerido para quienes se encuentran en puestos específicos, como ejecutivos de la compañía, representantes de venta y para quienes están en contacto directo con clientes y público. Para los hombres, involucra un traje, una corbata y zapatos de vestir. Un código de vestir corporativo especifica por lo general trajes específicos, pantalones y faldas de largo adecuado para las mujeres. La apariencia personal y los hábitos higiénicos deben de cumplir estándares en las posiciones profesionales.

Negocio casual

Algunos pequeños negocios pueden decidirse por adoptar un código de vestir casual. En un ambiente así, los empleados tienen un margen mayor al decidirse sobre qué vestir en la oficina. Dado que no todos los empleadores autorizan sandalias abiertas o playeras, las compañías que adoptan códigos de vestir casual pueden permitir a sus empleados usar jeans, camisetas polo y zapatos cómodos. Otra vestimenta apropiada en un ambiente casual incluye pantalones caqui y suéteres.

Uniformes

Los uniformes representan una de las formas más simples de los códigos de vestir corporativos. Al adoptar los uniformes, todos los empleados siguen el mismo código de vestir y cuentan con una opción limitada de atuendo de trabajo. Esto puede incluir faldas y suéteres bordados con el logotipo de la compañía y pantalones de color específico, como negro o caqui. Los uniformes son especialmente útiles para negocios dirigidos al servicio y otros con empleados que manejan frecuentemente contacto directo y en persona con clientes.

Consideraciones

Las corporaciones y organizaciones pueden permitir a los empleados a usar ropa casual los viernes o durante ocasiones especiales, mientras que obligan a vestir bajo un código durante la mayor parte del tiempo laboral. Los códigos de vestir corporativo pueden especificar cualquier requerimiento adicional relacionado con al apariencia personal y los hábitos de higiene. Esto puede incluir reglas relacionadas con los piercings y tatuajes. Otras políticas de vestir pueden ofrecer lineamientos para quienes trabajan en varios segmentos de negocios. Por ejemplo, trabajadores de almacenes pueden tener permiso a seguir políticas diferentes de vestir que los empleados de oficina en la misma compañía.

Créditos de las fotos

  • detail of a business man with coloured tie image by Ricardo Verde Costa from Fotolia.com