Ejemplos de proyectos de equipo

Escrito por Chirantan Basu | Traducido por Lucas Huidobro

Los proyectos de equipo son grupos de empleados que trabajan de manera colectiva hacia metas compartidas. Algunos de estos equipos pueden trabajar en un proyecto durante algunos meses, mientras que otros pueden continuar durante años. Un pequeño negocio puede tener un sólo equipo que trabaje en diferentes proyectos dependiendo de la circunstancia. Por ejemplo, el equipo podría estar en un programa de intercambio un día desarrollando ventas y puede volver al trabajo al siguiente día con un nuevo producto.

Varias dimensiones

Los proyectos de equipo a veces tienen varias dimensiones, lo que significa que los miembros pueden venir de diferentes fondos técnicos, culturas y grupos etarios. Los líderes de equipo deben encontrar un modo de conseguir lo mejor de cada miembro. Administrar equipos de varias culturas requiere una conciencia de las costumbres y normas de gente de diferentes culturas. Similarmente, los administradores deben saber cómo administrar equipos de varias generaciones. Un pequeño negocio puede tener un empresario a cargo que tenga 30 años, pero puede tener analistas más jóvenes y administradores de operaciones más grandes. Los empleados más jóvenes pueden estar más cómodos con los medios sociales y formas electrónicas de comunicación, mientras que los adultos prefieren el contacto personal. Los empleados maduros pueden llevar un mayor balance al equipo junto con varios años de experiencia laborales.

Virtual

La globalización es un hecho, incluso para las pequeñas empresas. Ya sea que esté trabajando con un equipo de investigación extranjero, un equipo de generación líder o un equipo de cuidado de cliente, la administración efectiva de equipos virtuales de proyecto es una necesidad. Los miembros de equipos deben ser capaces de comunicarse de manera efectiva para lograr los objetivos. Las teleconferencias, videoconferencias y conferencias por web son algunas de las maneras que los equipos de proyecto virtuales pueden colaborar y mantenerse en contacto. La frecuencia de la comunicación depende de la complejidad y estado del proyecto. Por ejemplo, un equipo puede pasar más tiempo en conferencias virtuales para comenzar el proyecto o para resolver problemas técnicos o de programación durante el mismo. Los equipos virtuales deberían enfatizar las responsabilidades individuales y la confianza, que es un factor clave en tratar con las barreras de lenguaje y diferencias culturales. Los líderes de equipo pueden construir la confianza al programar al menos una reunión personal para comenzar el proyecto y al tratar a todos los miembros por igual.

Alto rendimiento

Los proyectos de equipo de alto rendimiento se juntan tareas de misiones críticas. Para un negocio en crecimiento, casi todo es una misión crítica, que significa que todos los equipos deben ser de alto rendimiento. En un artículo de Julio de 2005 de "Harvard Business Review", el profesor Bill Fischer del Instituto Suizo para Desarrollo de Administración, y el profesor Andy Boynton de la Universidad de Boston recomiendan contratar a las personas idóneas para estos equipos, más allá de su experiencia con el problema específico. Por ejemplo, una compañía de tecnología que desarrolla una nueva aplicación móvil debería reunir a sus ingenieros de hardware y software más talentoso incluso si no tienen experiencia con las telecomunicaciones móviles. Las personas talentosas pueden adaptarse y crecer a nuevos roles. También es importante balancear los egos individuales con las responsabilidades generales del proyecto y enfocarse en el cliente.

Consideraciones

El número y complejidad de los proyectos crecen con el negocio. La administración efectiva de estos proyectos es importante porque a veces son independientes. En un artículo de Febrero del 2009 de la Red de Blogs de Harvard Business Review, los consultores de administración Sam Bodley-Scott y Alan P.Brache recomiendan un proceso para una administración óptima de proyecto de porfolio, que involucra desarrollar un criterio para priorizar proyectos, analizar recursos actuales y evaluar si ciertos proyectos pueden ser combinados, pospuestos o ejecutados al mismo tiempo.

Créditos de las fotos

  • Comstock Images/Comstock/Getty Images