Ejemplos de crítica constructiva en el lugar de trabajo

Escrito por Chris Joseph | Traducido por Karen Angelica Malagon Espinosa

Dar una crítica en el lugar de trabajo puede ser una situación delicada y en ocasiones exacerbada por los supervisores insensibles y los empleados poco receptivos. Para una máxima efectividad, la crítica debe ser constructiva en lugar de presentarse sola. El objetivo de la crítica constructiva debe ser la identificación de un error o de una acción indeseable y el trazo del camino para una solución efectiva.

Instrucción

La crítica constructiva en el lugar de trabajo puede adaptarse con una instrucción. De acuerdo con el sitio web de Business Performance, un componente clave para la instrucción efectiva es el interrogatorio. Cuando interroga a un empleado, el "entrenador" tiene la capacidad de evaluar en qué puede necesitar ayuda el empleado y descubrir formas de hacer mejoras usando las contribuciones de este último. Este enfoque también puede ayudar a fomentar una atmósfera de confianza y respeto mutuo, dirigiendo una relación sana y productiva.

Solicitud de soluciones

Para que sea constructiva, la crítica debe enfocarse en soluciones en lugar de solo apuntar a un problema. Por ejemplo, si un supervisor se da cuenta de que un empleado ha desarrollado un hábito de trabajo improductivo, debe señalar la situación y preguntar si hay un motivo por el cual él está realizando su trabajo de esa manera. El supervisor después debe preguntarle si cree que hay un acercamiento mejor y ayudarlo a llegar a una solución efectiva.

Búsqueda de permisos

Buscar el permiso del empleado antes de ofrecer una crítica puede "suavizar el sobresalto" y ayudar a preparar al receptor al advertirle que el supervisor está apunto de ofrecerle algunos consejos constructivos. Por ejemplo, el supervisor puede decir "Acabo de leer tu informe mensual y me gustaría darte algunas críticas. ¿Estás de acuerdo?". Este acercamiento puede relajar al receptor al hacerle saber que la intención es ayudarlo y no perjudicarlo. También puede abrir la puerta para que el receptor reciba aportaciones.

Papel del receptor

El receptor también puede jugar un papel en la creación de críticas constructivas. Una forma de cumplir esto es que el empleado mantenga una mente abierta y se haga preguntas a sí mismo. Por ejemplo, si el supervisor ofrece una crítica pero el empleado no está seguro de qué decisión tomar, si hubiera que hacerlo, éste debe preguntarse qué debe empezar a hacer, qué debe dejar de hacer y con qué continuar. Si necesita tomar una decisión, éste debe pedir consejos específicos así como un periodo de tiempo para terminar el trabajo.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images