Ejemplos de capital de inversión

Escrito por Julie Davoren | Traducido por Vanina Frickel
El capital de inversión incluye la adquisición de grandes equipos y edificios para albergar el negocio.

El capital de inversión incluye la adquisición de grandes equipos y edificios para albergar el negocio.

Las empresas pueden invertir en la adquisición de activos físicos y financieros, como acciones y bonos. Además, las empresas deben pagar por los costos incurridos regulares al hacer negocios. Ejemplos de estos costos incluyen mano de obra, inventario y servicios públicos. Algunos grandes gastos que una empresa hace se consideran capital de inversión.

Definición

La definición tradicional de capital de inversión es una inversión en propiedades, planta y equipo. Estas inversiones son los medios esenciales para que las empresas proporcionen los bienes y servicios a los clientes. El capital de inversión no se vende en el curso de los negocios, pero es necesario para las actividades comerciales en curso. Las empresas pueden vender los bienes de capital por diferentes motivos, entre ellos por pura necesidad o para adquirir activos fijos nuevos para reemplazar a los antiguos. Sin embargo, estos ejemplos no se encuentran entre las operaciones diarias de la empresa. El capital de inversión por lo general permanece en uso durante un número de años.

Ejemplos

El capital de inversión incluye maquinaria u otros equipos y lugares para albergar a esos artículos. Por ejemplo, si eres dueño de una panadería, debes comprar hornos para cocer tus mercancías. Aunque no estés directamente involucrado en el proceso de producción, los bienes inmuebles en los que albergas tu negocio también se consideran capital de inversión.

Capital de trabajo

No hay que confundir el capital de trabajo con el capital de inversión. Al aumentar tu capital de trabajo, no estás realizando capital de inversión. Un capital de inversión no es un gasto realizado para el inventario, efectivo puesto en una cuenta de ahorros o dinero gastado para adquirir o aumentar tu activo circulante. Técnicamente, el capital de trabajo es la diferencia entre activo y pasivo, incluyendo los que vas a utilizar o vencen dentro de un año. Estos pueden incluir el inventario y cuentas por cobrar. Cualquier uso del dinero que se reduce al pasivo circulante no es un capital de inversión.

Inversión financiera

Aunque los activos tales como acciones y bonos pueden considerarse capital de inversión, esto no es una arena donde encontrarás muchas pequeñas empresas. Los llamados mercados de capitales, donde muchos de los instrumentos financieros se negocian, son vastos y complicados. Se necesita una experiencia particular con el comercio en esta área. Es mejor dejar a los profesionales y expertos la inversión en los mercados de capitales, e incluso ellos a menudo pierden dinero en el proceso.

Referencias

Créditos de las fotos

  • Photodisc/Photodisc/Getty Images