Ejemplos de campañas de marketing directo

Escrito por Rick Suttle | Traducido por Luciano Ariel Castro

Las empresas pueden utilizar muchos tipos de campañas de marketing directo. La clave es encontrar la que mejor se adapte a tu tipo de negocio. El primer paso en la ejecución de una campaña de marketing directo es encontrar clientes potenciales de calidad. La Asociación de Marketing Directo ofrece listas de dichas derivaciones. Otra opción es generar liderazgo directamente desde anuncios. Las personas que responden a los anuncios son más propensas a estar interesadas ​​en tus ofertas. Las campañas de marketing directo están diseñadas para eliminar a los intermediarios, incluidos los minoristas y mayoristas.

Telemarketing

El telemarketing es todavía una forma viable de hacer negocios directamente con los consumidores. La clave es asegurarse de que mantienes tus listas "Do Not Call" ("no llamar"). Puedes obtener esta información a través de la página web del Federal Trade Commission, de acuerdo con la Asociación de Marketing Directo. Comienza por encontrar una lista de personas que serían las más interesadas ​​en tu oferta. Crea un guión telefónico antes de llamar a las perspectivas e incluye preguntas que te ayudarán a calificar a tus clientes potenciales en tu plan. Una fase de preguntas te ayuda a determinar si la gente está interesada en tu oferta. Por ejemplo, como un representante de ventas de seguros, podrías decir: "Si yo pudiera mostrarte una manera de ahorrar dinero en tu seguro de coche, ¿estarías interesado?". Pon fin a la conversación cortésmente si la persona dice que no.

Boletines

La mayoría de las personas compran suscripciones de boletines por correo, correo electrónico o Internet. Encuentra clientes a través de listas de correo, o mediante la colocación de anuncios o en las revistas. Selecciona revistas comerciales que atraen a las personas que puedan leer tu tipo de información. Por ejemplo, publicita tu boletín de noticias en publicaciones diversas. Crea una carta de ventas y la forma para que las personas respondan a tu oferta. Ofrece un boletín gratuito para despertar su interés. De esa manera tienes su dirección para futuras comunicaciones.

Infomerciales

Los infomerciales son comerciales televisivos que utilizan las empresas para vender sus productos. Puedes ejecutar infomerciales a nivel nacional o local, el último de los cuales es la mejor manera de probar tu oferta. Ponte en contacto con algunas de tus estaciones locales para obtener el precio de las tarifas en infomerciales. Selecciona las veces que tu audiencia de visión es más probable que vean la publicación. Por ejemplo, los adolescentes tienden a ver la televisión durante el tiempo de la tarde, ya que van a la escuela durante el día. Considera la posibilidad de publicidad a altas horas de la noche o incluso después de la medianoche si tus apelaciones se ofrecen a personas jubiladas, quienes buscan trabajo o los trabajadores del turno de noche.

Postales

Las postales son un tipo popular de marketing directo. Una de las razones es que son más baratas que las cartas de correo. Las postales se utilizan principalmente para generar clientes potenciales. Escribe un título que atraiga a tu público objetivo. El titular es el elemento más importante de cualquier anuncio, de acuerdo con el experto en marketing Dave Dolak. Incluye por lo menos un beneficio en tu título postal. Por ejemplo, "pierde 10 libras (4,5 kilogramos) este mes", es un beneficio que hace un llamamiento a las personas que quieren perder peso. Incluye un número gratuito que aparezca en tu tarjeta postal para que la gente responda a tu oferta.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images