Ejemplo de un programa de orientación para nuevos empleados

Escrito por Miranda Brookins | Traducido por Javier Enrique Rojahelis Busto

Los nuevos empleados en tu empresa pueden ser recibidos con un programa de orientación que les haga sentirse a gusto y como si fueran parte del equipo. Los programas de orientación varían dependiendo de la industria, el estilo de gestión y la cultura de la empresa en general. Tu programa de orientación puede proporcionarle a los empleados una introducción apropiada para tu compañía, lo que se espera de ellos y dónde encajan en los objetivos generales.

Un recorrido por las instalaciones

Los nuevos empleados deben conocer su nuevo lugar de trabajo inmediatamente. Llévalos en un recorrido por la oficina, señalándoles los lugares esenciales como el de recursos humanos, la oficina de su director, los baños, las salas de descanso, el área de impresión, el soporte tecnológico y el restaurante de la empresa.

Presenta a los compañeros de trabajo

Mientras recorres las instalaciones puedes presentar el nuevo empleado a sus compañeros de trabajo. Programa una reunión formal con los miembros del equipo directo o del departamento en que el empleado trabajará haciendo presentaciones más en profundidad.

Revisa el manual de empleado y el trabajo de oficina

Un manual del empleado contiene las normas de la empresa y los reglamentos. También incluye información sobre los beneficios de la empresa, las fechas de pago, el pago en tiempo de descanso, el almuerzo y otras pausas del trabajo, las leyes y normas estatales y federales de empleo y mucho más. En lugar de leer cada página, selecciona las secciones más importantes y haz que el empleado las lea durante su primera semana y se ponga en contacto contigo si tiene preguntas adicionales. Entrégale al empleado un documento para que firme en el que declare que ha leído y entiende lo que está descrito en el manual.

Revisión de los objetivos y expectativas del empleo

Un nuevo empleado no puede alcanzar los niveles óptimos de productividad y eficiencia con una empresa si no se le presentan sus metas y cómo ellas encajan con las necesidades generales de la empresa o con sus expectativas de trabajo. Esta información debe ser discutida durante la orientación de los nuevos empleados, de modo que el empleado pueda obtener aclaraciones sobre los puntos sobre los que no se sienta seguro.

Proporcionar capacitación y aprendizaje

A pesar de que un empleado puede tener experiencia en tu industria, aún así necesita entrenamiento para aprender en concreto cómo opera tu compañía dentro de la industria. La formación puede variar desde la asistencia a seminarios, el uso de programas basados ​​en computadora o el aprendizaje con un empleado que hace el mismo trabajo o uno similar que el nuevo empleado.

Asignación de un mentor

La llegada de rostros nuevos a una empresa no siempre es una situación cómoda para los empleados y muchas veces buscan un mentor informal que les ayude como guía en su primer par de semanas con la empresa. Da tú el primer paso y asígnale a los nuevos empleados un mentor al que le puedan hacer preguntas o que les entregue confianza.

Planifica un almuerzo

Disfrutar de un almuerzo con un grupo selecto de compañeros de trabajo le dará a los nuevos empleados una forma más relajada de conocer a sus colegas y aprender más sobre ellos y la empresa. Si bien los nuevos empleados a menudo son presentados a los compañeros de trabajo al paso, también se puede organizar un almuerzo durante su primera semana en el que el nuevo empleado pueda sentarse con su jefe y los miembros de alto rendimiento del equipo al que se está uniendo. Los empleados pueden compartir intereses comunes, discutir la cultura de la empresa y responder a cualquier pregunta que el nuevo empleado tenga, al mismo tiempo que disfrutan de una comida fuera de la oficina.

Establecer un período de evaluación

Las evaluaciones de los empleados benefician tanto a los empleadores como a los trabajadores, dando a cada uno la oportunidad de discutir cómo un empleado está realizando su papel y lo que puede ser necesario para que tenga más éxito. Las evaluaciones también les dan a los empleados la oportunidad de entregar su opinión a los empleadores sobre sus experiencias con la empresa. Durante la orientación, se les informa a los empleados sobre el proceso de evaluación de su empresa para que estén al tanto de cómo será revisado su desempeño. En vez de esperar un año para realizar una evaluación inicial, establece una revisión por un período de 30, 60 o 90 días para los nuevos empleados. Esto te dará la oportunidad de ver cómo están acomodándose en sus funciones y en las responsabilidades dentro de la empresa antes de una revisión anual.

Créditos de las fotos

  • Creatas/Creatas/Getty Images