Efectos negativos del tratado de libre comercio

Escrito por Tom Chmielewski | Traducido por Mary Lascano

El libre comercio tiene por objeto eliminar las barreras injustas al comercio global y elevar la economía en los países desarrollados y en desarrollo por igual. Pero ambas repercusiones evidentes pueden crear una desconfianza profunda por parte de los trabajadores que creen que su país está dando a los productores extranjeros una ventaja injusta y costando empleos domésticos. La Organización Mundial del Comercio es el objetivo clave para la protesta, por que la OMC es el instrumento principal en la promoción y aplicación del libre comercio.

Condiciones de trabajo adversas

Dado que los países subdesarrollados intentan reducir los costos para obtener una ventaja en el precio, muchos trabajadores de estos países se enfrentan a salarios bajos, condiciones de trabajo deficientes, mano de obra forzosa y trabajo infantil abusivo. Esta "carrera hacia el fondo", como los críticos llaman a esta carrera para reducir los costos a expensas de los derechos humanos, es un objetivo clave de las protestas dirigidas a la OMC. Sin embargo, los estados de la OMC no consideran la razón del tratamiento de los trabajadores de los países para prohibir la importación de los productos de ese fabricante. Las notas de la OMC de los países en desarrollo insisten en cualquier intento de incluir las condiciones laborales en los acuerdos comerciales que tengan la intención de poner fin a su ventaja de costo en el mercado mundial.

Desastre ecológico

Según los críticos, el aumento de criaderos industriales en los países en desarrollo aumenta el uso de plaguicidas y energía, y los países de acogida ignoran las costosas normas ambientales. El Instituto de Desarrollo Global y Medio Ambiente, sin embargo, considera que la incidencia ambiental es variada. En algunos países, por ejemplo, la sustitución de los cultivos nativos con árboles de café y cacao reduce la erosión. La OMC es criticada por no permitir que las barreras a las importaciones sobre la base de las normas ambientales inadecuadas en los países donde se producen los bienes. Sin embargo, los puntos de la OMC a su fallo en la década de 1990 permite la prohibición de EE.UU. sobre las importaciones de camarón debido a que los métodos de pesca amenazan las tortugas marinas fuera de las fronteras de Estados Unidos. La medida en que las normas ambientales deben ser consideradas en el libre comercio es un debate en curso en la OMC.

Pérdida de trabajo

Los acuerdos de libre comercio dibujan protestas del público de EE.UU. debido a la pérdida del empleo en países con mano de obra barata. Sin embargo, los defensores del libre comercio dicen que los nuevos acuerdos mejoran la economía en todos los lados. No hay una idea clara de si el libre comercio afecta de manera significativa los niveles de empleo en Estados Unidos, teniendo en cuenta todas las fuerzas económicas que afectan a las tasas de empleo. En New York Times, el columnista Paul Krugman sostiene que los acuerdos de libre comercio con países como Corea y Colombia no son "medidas de creación de empleo". Los defensores del libre comercio argumentan que incluso las economías de los países en desarrollo mejoran las condiciones de libre comercio, las economías son todavía demasiado pequeñas para tener algún efecto real en la economía de los EE.UU. y el mercado de trabajo.

Oposición sindical

Los sindicatos han criticado duramente el Tratado Norteamericano de Libre Comercio (TLC) entre Estados Unidos, México y Canadá como críticamente perjudicial para los trabajadores y la economía de EE.UU. La AFL-CIO alega que consumidores TLCAN ha perjudicado los trabajadores en los tres países, lo que contribuye la pérdida de empleos y la caída de los ingresos, mientras que fortalece la influencia de las corporaciones multinacionales. Los sindicatos sostienen que la creciente movilidad del capital facilitado por el libre comercio ha perjudicado el medio ambiente y debilitado la regulación del gobierno.

Las diferencias entre los economistas

El Consejo de Relaciones Exteriores (CFR), una organización independiente y no partidista de expertos con sede en Nueva York, informa que muchos economistas están de acuerdo que TLCAN ha causado cierta mejora general de empleos en EE.UU., pero con efectos secundarios dolorosos. El libre comercio puede causar turbulencia en los sectores de la economía nacional, tales como los segmentos establecidos desde antes de la fabricación que ya son vulnerables a la competencia mundial. Según Edward Alden, un alto miembro CFR, los salarios no han seguido el ritmo de la productividad del trabajo y la desigualdad de ingresos ha aumentado; las tendencias se apresuraron hasta cierto punto por el libre comercio.

Créditos de las fotos