Efecto de Stroop en marketing

Escrito por Walter Johnson | Traducido por Nieves Fragola

    Las palabras son poderosas. A veces, son abrumadoras. Este es el punto de la obra del profesor J.R. Stroop y sus experimentos famosos sobre palabras y colores. El resumen simple de los trabajos de Stroop es que la palabra significa más de lo que describe. Esto significa que un anunciante puede utilizar una palabra como "poderoso" para algo que realmente no lo es. Si Stroop está en lo cierto, entonces el espectador medio pensará que un producto, como una aspiradora pequeña descripta como "poderosa", es diferente de todas las demás en virtud de su "poder." La realidad es que sólo se trata de un aspiradora promedio.

    J.R. Stroop

    El profesor de Psicología J.R. Stroop, en el "Periódico de Psicología Experimental", reportó sus experimentos sobre el uso de la palabra y el color. La palabra "rojo" estaba escrita en verde. Cuando se le pidió a sus sujetos de prueba que hablaran de la palabra, dijeron "rojo". Cuando se les pidió que describieran el color, vacilaron y muchos dijeron "rojo". Este experimento hizo famoso a Stroop, aunque fue más por las implicancias de tal descubrimiento que por el hallazgo en sí. El descubrimiento es que los seres humanos son "lectores involuntarios" y ven las palabras antes que nada.

    Implicancias

    Los experimentos de Stroop sugirieron que el cerebro humano no es siempre responsable de sus propias respuestas a los estímulos. En sus experimentos, decir la palabra era fácil, pero decir su color no. Esto parece de menor importancia en sí mismo, pero para el mundo de la publicidad, fue un regalo del cielo. Implicaba fuertemente que el cerebro, por lo menos bajo el condicionamiento educativo de la época, estaba conectado para responder a las palabras en una página más significativamente que a cualquier otro factor acerca de un producto.

    Extrapolaciones

    El Efecto Stroop, para ser extrapolado al marketing, tiene que ser ligeramente redefinido. Este efecto implica que la palabra, el significado simple, es más importante para la persona promedio que el color, o su contexto más amplio. Por lo tanto, cualquier anunciante quiere utilizar palabras que transmitan su mensaje poderosa y sencillamente. Se pueden utilizar vocablos como "duro", "sencillo", "simple" y "revolucionario" para llamar la atención del espectador o el lector.

    Marketing

    Un método de marketing que utiliza el efecto Stroop podría ser la unión de una palabra directa y poderosa como "revolucionario" a lo que, en realidad, es un cambio bastante menor en un producto. Se trata de exagerar el cambio -por ejemplo, una nueva forma de palanca de cambios de un coche - y centrar la atención del espectador en el vocablo "revolucionario". Si la palabra es más importante que su contexto, entonces la palabra puede, por así decirlo, cubrir la realidad de lo que se está describiendo. Por lo tanto, llega a ser más importante que la realidad que se describe.

    Créditos de las fotos

    • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images