Donaciones individuales para mujeres que quieren iniciar una tienda de segunda mano

Escrito por Heather Topham Wood | Traducido por Mary Lascano

La apertura de una tienda de segunda mano suele ser un negocio de bajo costo ya que usas artículos usados ​​y donados que constituyen el inventario. Sin embargo, todavía tienes que pagar alquiler por espacio de almacén, equipo de venta al por menor, señalización y material de marketing. Las mujeres dueñas de tiendas de segunda mano pueden solicitar subvenciones para ayudar a mitigar el coste que puede hacer que su negocio quiebre.

Organizaciones de mujeres

Las mujeres son elegibles para recibir varias subvenciones a través de asociaciones que apoyan el desarrollo de las mujeres en proyectos empresariales. Como por ejemplo, el Fondo de las Mujeres de Boston que recoge donaciones para ayudar a proporcionar dinero a las mujeres que desean buscar el desarrollo económico, independientemente de su genero o raza. A partir de 2011, la concesión de subvenciones es de US$ 2000 cada uno, y los solicitantes deben presentar una carta de intención.

Subvenciones sin fines de lucro

Las tiendas de segunda mano que representan a una organización de caridad o de una iglesia pueden ser elegibles para el estatus de organizaciones sin fines de lucro. Si eres una mujer empezando este tipo de tienda de segunda mano, puedes solicitar subvenciones que apoyan a las empresas sin fines de lucro. Por ejemplo, la Fundación Caritativa 100 Women fue creada para apoyar a las organizaciones sin fines de lucro en el área de San Francisco. En 2010, el grupo dio más de US$126000 a empresas sin fines de lucro.

Sitios web gubernamentales

La Asociación de Pequeños Negocios de EE.UU. tiene una sucursal más pequeña específicamente para las mujeres denominada Oficina de Propiedad de Mujeres de Negocios. A través de esta organización, puedes solicitar diferentes subvenciones que apoyan las oportunidades de negocios de propiedad de mujeres. A partir de 2011, estaban disponible US$123367 en fondos del programa. Las solicitantes deberán coincidir con el importe de la subvención concedida.

Subvenciones de bajos ingresos

Los dueños de negocios locales subatendidos a menudo tienen dificultades para construir el capital necesario para iniciar una nueva empresa como una tienda de segunda mano. Como ejemplo, la Operación Esperanza es una organización educativa y de financiación que tiene como objetivo remediar este problema. La financiación de la empresa paga por un taller empresarial de 12 semanas, de manejo de dinero, servicios de préstamos, acceso a computadoras, asistencia del plan de negocios y asesoría de crédito.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images