Diferencias entre una empresa multidoméstica y una transnacional

Escrito por Cynthia Hartman | Traducido por Daniela Laura Arjones

    Así como las grandes empresas de fabricación de productos seguirán creciendo su alcance global y llevarán sus productos a los consumidores en nuevos países, ellos aprenden lecciones sobre las diferentes estrategias de negocio que deben ser implementadas para crear una campaña de ventas exitosa. Dos ejemplos de estas estrategias son las corporaciones multidomésticas y transnacionales. Considera la posibilidad de que una de estas estrategias se adapte a tu pequeño negocio como tú apuntas a más oportunidades globales.

    Características de compañías multidomésticas

    Una empresa que sigue una estrategia multidoméstica adapta sus productos a cada país en que opera. Las características del producto se adaptan al entorno doméstico local, teniendo en cuenta las preferencias de alimentos, costumbres religiosas y otras características que definen la localidad. Las empresas optan por seguir esta estrategia debido a que sus productos serán mejor recibidos por los clientes locales, en lugar de verse como algo inusual que es producido por una empresa extranjera.

    Compañías transnacionales

    Las empresas transnacionales también venden sus productos en varios países de todo el mundo. Esta estrategia se diferencia, sin embargo, en la forma en que se comercializa el producto en cada país. Un producto transnacional mantiene sus mismas características, independientemente del país en el que se vende. El producto no cambia de acuerdo a las costumbres o preferencias locales, por lo que el producto vendido en Asia o México es exactamente el mismo que la versión vendida en los Estados Unidos o Europa.

    Un ejemplo transnacional

    Una bebida de cola suave muy conocida es un ejemplo de un producto transnacional. La receta de esta empresa de bebidas se mantiene en secreto y no ha cambiado en muchos años. El producto se vende en más de 200 países de todo el mundo, y esta empresa de bebidas conserva exactamente la misma fórmula de bebida en cada país. La etiqueta de la botella puede reflejar el idioma local, pero el logotipo y los contenidos siguen siendo los mismos.

    Estrategia multidoméstica

    Una de las cadenas de hamburguesas de la nación más populares es un ejemplo de una estrategia multidoméstica. La empresa investiga las costumbres locales de cada país y los alimentos antes de crear los elementos de menú y la apertura de una tienda. Por ejemplo, las tiendas del restaurante de la India no vende sándwiches elaborados con carne de res, ya que la cultura de la India las ve como vacas sagradas. Los parques temáticos estadounidenses son otro ejemplo de las empresas multidomésticas. Un conocido parque amplió con éxito sus operaciones en Francia. El parque temático está dirigido a las costumbres locales y adaptan los paseos y atracciones para los gustos del público europeo. Cuando el parque abrió inicialmente, el negocio sufrió debido a que la cultura era demasiado poco familiar. La compañía hizo más investigación, adaptó el parque a las preferencias locales, y vio como aumentaba su negocio.

    Créditos de las fotos

    • George Marks/Retrofile/Getty Images