Diferencia entre un permiso de vendedor y un certificado de reventa

Escrito por Alex Burke | Traducido por CP Mérida

La recaudación de impuestos estatales de ventas está en la base de dos términos, conocidos por muchos propietarios de negocios: el permiso de vendedor y el certificado de reventa. Algunos estados deciden utilizar un término sobre el otro, y algunos unen los dos documentos como un solo documento. Sin embargo, hay una distinción que debe hacerse entre las dos frases que deben ser entendidas antes de solicitar los permisos de negocios a través de tu departamento de estado de licencias y regulaciones.

Permiso de vendedor

Un permiso de vendedor permite a un estado identificar una empresa como recaudador de impuestos de ventas. Algunos estados pueden llamar a esto un permiso o licencia de "impuesto de ventas". Los permisos de vendedor son necesarios para los empresarios individuales, sociedades, compañías de responsabilidad limitada y las empresas que venden bienes tangibles al público como un mayorista o un minorista. Los bienes tangibles son un elemento físico, como un juguete, joyería o un vehículo. Estos también pueden incluir materiales de construcción para viviendas y reparación. Algunos estados pueden requerir que los negocios orientados a servicios (contadores, abogados, terapeutas) cobren un impuesto, lo que exigiría a la empresa obtener un permiso de vendedor. Algunos estados requieren que los vendedores temporales (vacaciones, feriados, las ventas de objetos usados) obtengan un permiso de vendedor temporal. Aunque la mayoría de las empresas con un certificado de reventa tienen un permiso de vendedor, algunos fabricantes nunca venden un producto para su reventa y sólo proporcionan componentes para otros productos. Estos negocios no pueden ser titulares de tener un permiso de vendedor porque no cobran un impuesto de ventas.

Certificado de reventa

Los certificados de reventa identifican a una empresa que tiene el derecho de hacer ciertas compras no sujetas a impuestos. Estos incluyen artículos al por mayor para su reventa y los artículos que se compran para su uso en la fabricación de productos para su reventa. Los certificados de reventa evitan el doble cobro de impuestos sobre las ventas de los productos. El impuesto de ventas se obtiene al final del camino cuando el artículo es comprado por el cliente final. El vendedor de los elementos originales requerirá al comprador que proporcione una copia de un certificado de reventa para mantener en archivo para efectos fiscales.

Pagar impuesto sobre las ventas

Cualquier negocio que venda bienes materiales para la reventa directa necesita un permiso de vendedor para operar legalmente en cualquier estado. El permiso de venta es generalmente se obtiene gratis y proporciona a la empresa con un número de permiso. Los vendedores suelen cobrar el impuesto sobre las ventas en el momento en que el comprador realiza una compra en la empresa. El impuesto sobre las venta se paga al estado por el dueño del negocio sobre una base trimestral, colocando el número del permiso de impuesto sobre las ventas en el formulario del estado de pago de impuestos.

Los compradores con certificados de reventa

Las empresas que compran para su reventa deben proporcionar un certificado de reventa al vendedor para evitar el pago del impuesto sobre las ventas. Una copia del certificado es la prueba que el vendedor necesita si el estado alguna vez cuestiona por qué no cobra el impuesto por la compra. Los certificados de reventa suelen exigir a la empresa que identifique los elementos que necesitan para comprar libre de impuestos para evitar la compra de otros artículos. Algunos estados pueden requerir a una empresa completar una solicitud para obtener un certificado de reventa y otros pueden proporcionar una lista de información que el comprador debe proporcionar en forma de una carta, memorando o nota al vendedor. Los certificados de reventa no suelen ser transferible a otros estados. Los certificados de reventa también son conocidos como certificados de transacción no sujetas a impuestos, los certificados de exención de impuestos sobre las ventas, y los certificados de venta y de impuesto de uso de reventa.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images