Diferencia entre los objetivos estratégicos y operativos

Escrito por Matt Petryni | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Las pequeñas empresas bien gestionadas suelen comenzar su proceso de planificación con una declaración de misión o visión amplia. Si bien este punto de partida es a la vez necesario y admirable, por lo general no se hace utilizable por la dirección hasta que la misión se traduce en un plan estratégico que se utiliza para guiar las operaciones. Los gerentes ganan con una comprensión de la diferencia entre los objetivos estratégicos y operativos porque esta distinción juega un papel importante en la conversión de una visión global en tareas concretas y específicas.

Objetivos estratégicos

Los objetivos estratégicos son metas organizacionales a largo plazo que ayudan a convertir una declaración de una misión de una visión amplia en planes y proyectos más específicos. Éstos ponen los puntos de referencia más importantes para el éxito y están diseñados para ser traducciones medibles, específicas y realistas de la declaración de misión que pueden ser utilizados por la administración para orientar la toma de decisiones. Los objetivos estratégicos se desarrollan normalmente como parte de un plan de dos a cuatro años, que identifica los puntos fuertes y los puntos débiles y establece las expectativas específicas que permiten a la empresa u organización lograr su más amplia misión o declaración de visión.

Objetivos operativos

Los objetivos operativos son los puntos de referencia de los proyectos diarios, semanales o mensuales que implementan grandes objetivos estratégicos. Los objetivos operativos, también llamados objetivos tácticos, se establecen con los objetivos estratégicos en mente y proporcionan un medio para la gestión y el personal para romper un objetivo estratégico más amplio en tareas realizables. Por ejemplo, la consecución del objetivo estratégico de aumentar en un 25 por ciento en los ingresos por ventas requiere la realización de los objetivos operativos para desarrollar y ejecutar una estrategia de publicidad efectiva, junto con otros objetivos operacionales. Al igual que con los objetivos estratégicos, los objetivos operativos también deben ser medibles y específicos, aunque su enfoque es más estrecho.

Diferencias importantes

La diferencia más importante entre un objetivo estratégico y un objetivo operacional es su marco de tiempo; los objetivos operativos son metas a corto plazo, mientras que los objetivos estratégicos son a largo plazo. Los objetivos estratégicos y operativos también funcionan de manera diferente en la práctica ya que los objetivos estratégicos siguen siendo por lo general demasiado amplios como para tener sentido como un conjunto específico de tareas diarias o proyectos semanales. Los objetivos operativos, por otro lado, son específicos y de corto plazo como para ser considerados utilizables en el tiempo todos los días y en la asignación de activos.

Relación entre la estrategia y las operaciones

A pesar de que los objetivos estratégicos y operativos son sustancialmente diferentes, es importante reconocer que están estrechamente relacionados. Una organización es poco probable que logre un objetivo estratégico si falla en traducirlo efectivamente en objetivos operativos viables. Al mismo tiempo, los objetivos operacionales no tendrán cohesión entre sí y con la misión general de la organización si no están diseñados para afectar el logro de los objetivos estratégicos. En pocas palabras, los objetivos estratégicos sólo son útiles cuando se traducen en objetivos operacionales y los objetivos operativos sólo son eficaces cuando están diseñados para servir a un objetivo estratégico.

Créditos de las fotos

  • dishwasher product image by Alison Bowden from Fotolia.com