Diferencia entre el mercadeo de productos y servicios

Escrito por Kathy Burns-Millyard | Traducido por María J. Caballero

El mercadeo de productos y servicios puede tener muchas similitudes y diferencias. Los productos y servicios se benefician de la adición de la confianza y el reconocimiento de su nombre en los materiales de mercadeo, pero los productos pueden ser compras por impulso, mientras que los servicios necesitan tiempo para la entrega. Hay varias diferencias entre el mercadeo de productos y servicios, la mayoría de las cuales se centran en la construcción de relaciones.

Confianza

La revista Entrepreneur dice que en una empresa basada en servicios "tú eres el producto". En otras palabras, tienes que vender la fe y la confianza en ti mismo y tu capacidad para llevar a cabo los servicios descritos. Cuando mercadeas un servicio, es necesario infundir confianza en tus habilidades porque en lugar de recibir un producto tangible a cambio de dinero, el cliente recibe un resultado prometido.

Tiempo

Vender un servicio también significa que estás vendiendo tu tiempo. Cuando vendes un producto, hay tiempo invertido para crear o adquirir el producto y luego venderlo una y otra vez sin tiempo adicional invertido. Los servicios por su propia naturaleza son actividades intensivas porque no hay manera de seguir prestando un servicio sin dejar de invertir tiempo en realizarlo. El tiempo es una parte importante del mercadeo de un servicio porque si prometes resultados dentro de un plazo determinado, debes tener la certeza de que eres capaz de entregarlo mientras gestionas y prestas los servicios a los demás. Debes ser capaz de calcular y gestionar eficazmente el tiempo necesario para la prestación de servicios a los clientes.

Capacidad de entrega

Cuando estás mercadeando productos, puedes dar a los clientes una fecha de entrega estimada si estás ordenando en línea o por correo y pueden salir por la puerta con el producto en la mano si lo compran en tu tienda de ladrillo y mortero. Los servicios deben ser creados después de ser ordenados y los plazos de entrega pueden variar. El reto del mercadeo de servicios es ser capaz de convencer a los clientes que puedes y vas a entregar resultados de calidad dentro de un período de tiempo determinado. Por lo general, los materiales del mercadeo de servicios tienen testimonios y estudios de casos de otros clientes satisfechos, que trabajan para demostrar que eres capaz de cumplir las promesas en tus materiales de mercadeo.

Deseos y necesidades

Muchos productos pueden ser comercializados de manera que desencadenen la compra por impulso. Si alguien ve un par de zapatos, de repente puede decidir comprarlo tanto si lo necesita como si no. Puede justificar la compra, alegando que necesitaba zapatos de vestir para una ocasión especial, pero en realidad cedió a un deseo. Los servicios son raramente compras impulsivas, pero los materiales de mercadeo pueden ayudar a los compradores a justificar lo que quieren o necesitan, explicando los beneficios que el cliente recibirá al comprar el servicio. Un servicio de cuidado del césped, por ejemplo, puede incluir la comodidad y el tiempo libre, como parte de sus materiales de mercadeo para persuadir a los compradores a inscribirse.

Relaciones

El mercadeo de un negocio basado en servicios se basa más en la construcción de una relación que el mercadeo de productos. La construcción de relaciones se hace con el mercadeo de productos, especialmente la marca y el reconocimiento del nombre, pero no es una parte tan importante del proceso global de mercadeo para las empresas basadas en servicios. Cuando los servicios construyen la confianza y la fiabilidad con los clientes, adquieren relaciones que pueden seguir ganando dinero para los próximos años.

Créditos de las fotos