Diez pasos para llevar a cabo un análisis FODA

Escrito por Maureen Malone | Traducido por Jorge Escobar

Un análisis FODA analiza las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas. El FODA te ayudará a planear tu estrategia para cumplir con tus metas al maximizar las fortalezas y oportunidades. También te da las herramientas y la perspicacia para corregir tu curso durante un proyecto para abordar cualquier debilidad o amenaza. Puedes completar el análisis en diez pasos.

Uso del FODA

En primer lugar, decide cómo utilizarás el análisis FODA. Utiliza este tipo de análisis para evaluar empleados, modelos de negocio, proyectos o empresas. También puede utilizarse a nivel personal para mejorar el rendimiento en el trabajo o en otras áreas de tu vida.

Prepara una tabla

Divide un trozo de papel en cuatro secciones partiéndolo por la mitad tanto horizontal como verticalmente. Etiqueta cada sección como Fortalezas, Debilidades, Oportunidades y Amenazas.

Fortalezas

Medita en tus fortalezas y enlístalas en la tabla. Si esto es un análisis personal, esto incluiría cosas como educación , experiencia y rasgos de carácter que te den una ventaja sobre los demás. Si estás haciendo el análisis de un negocio esto incluiría cosas tales como patentes, capital, acreditaciones u otros reconocimientos y reputación.

Debilidades

Luego reflexiona sobre tus debilidades. A nivel personal, esto puede incluir lagunas en experiencia o educación y hábitos de trabajo deficientes tales como los retrasos. En un análisis de negocio incluye factores como problemas financieros, baja moral o una base de clientes pequeña y poco rentable.

Oportunidades

Piensa en qué oportunidades están disponibles ya o se ven venir. En un análisis personal esto puede incluir oportunidades de capacitación o un nuevo trabajo o ascenso. Las oportunidades de negocios pueden incluir acceso a nuevas tecnologías, nuevas regulaciones que abran el comercio mundial o el que las tendencias de los clientes se orienten hacia tu negocio.

Amenazas

Registra cualquier amenaza o circunstancia que tú o tu negocio deban vencer. Las amenazas personales pueden incluir la subcontratación o la tecnología que amenace tu trabajo o una condición médica personal o situación familiar que te impida alcanzar metas personales y de trabajo. Las amenazas a las empresas incluyen cosas tales como un nuevo competidor, perder a un proveedor o leyes nuevas o cambiantes que pueden afectar negativamente a tu negocio.

Factores internos

Ahora que tienes una lista de cosas que te afectan a ti o a tu negocio, analiza los factores internos o fortalezas y debilidades. Determina cómo tus puntos fuertes te ayudarán a alcanzar sus metas y cómo puedes utilizarlas más eficazmente. Entonces analiza qué pasos puedes tomar para minimizar o superar tus debilidades.

Factores externos

Después analiza las oportunidades y amenazas o factores externos que te afectan. Decide qué oportunidades sería mejor aprovechar y crea un plan para minimizar o neutralizar las amenazas que enfrentas a nivel personal o empresarial.

Planeación

Utiliza tus medidas y análisis de factores internos y externos para determinar la mejor dirección que tú o tu negocio pueden tomar. Analiza los factores internos y externos para decidir cómo usar mejor tus puntos fuertes para buscar tu mejor oportunidad disponible y evitar las amenazas.

DAFO

Por último, mira a tu lista de factores en cada categoría en el orden inverso comenzando con las debilidades y amenazas y luego pasa a las fortalezas y oportunidades. Analizar los aspectos negativos de las amenazas y debilidades antes que las oportunidades y fortalezas ofrece un punto de vista diferente y puede que sea más fácil ver cómo convertir las amenazas en oportunidades y las debilidades en fortalezas.

Créditos de las fotos

  • Todd Warnock/Photodisc/Getty Images