Desventajas de un exceso en inventarios

Escrito por Neil Kokemuller | Traducido por Mike Tazenda

El exceso de inventarios se produce cuando una empresa ordena un inventario de manera inadecuada, y se queda con más de lo que el mercado demanda o bien cuando la demanda cae dramáticamente luego de haber realizado un pedido. Tener un exceso de inventario es en general malo para las empresas, por lo que significa para las tasas de recambio y los costos asociados a la gestión de esa mercadería.

Problemas de espacio

Uno de los problemas de tener un exceso de intercambio es que éste ocupa espacio en el suelo y evita que ofrezcas productos más nuevos que atraen a los clientes. El intercambio por área de espacio en alacenas es una medida común usada por los minoristas para determinar qué tan eficientemente venden sus productos dado el espacio con el que cuentan en el piso de ventas. Cuando un exceso de inventario de un producto fuera de moda queda remanente, éste restringe oportunidades para mejores productos.

Reducción de ganancias

El exceso de inventarios naturalmente lleva a márgenes de ganancias reducidas en muchas instancias. Las empresas normalmente terminan ofreciendo sus productos en exceso en oferta para inducir a los consumidores a comprarlos a un menor costo. Algunas empresa terminan vendiendo unidades adicionales de inventario a precios por debajo de los que pagaron por ellas. Esto reduce significativamente el margen de ganancias, que es la diferencia entre lo que pagas por los productos y el precio al que los vendes. De manera similar, vender a precios más bajos implica que no estás logrando tanta caja como podrías hacerlo vendiendo productos a precios normales.

Costos de almacenamiento

Otra preocupación mayor de tener un exceso de inventario son los distintos costos asociados. Muchas empresas tienen espacio adicionales en almacenes, en donde mantienen el exceso de inventarios hasta que el producto del suelo se moviliza. Más espacio utilizado para almacenamiento significa menos espacio utilizado para ventas. Los empleados que mueven el inventario y lo organizan deben ser pagos, lo que implica que debes pagar mano de obra por la gestión de tu exceso de inventario.

Desperdicios

Relacionado con los costos de gestión de inventarios está el peor escenario, en el cual terminas descartando el exceso de inventario que vence o se deteriora. Si una empresa trabaja con alimentos frescos, por ejemplo, puede tener que descartar el exceso cuando éste se descompone. Los productos como medicinas, pan y otros alimentos tienen fechas de vencimiento y se deben tirar en algún momento. Reducir el inventario descartado es crítico para el control de costos y la rentabilidad.

Créditos de las fotos

  • NA/Photos.com/Getty Images