Desventajas de ser un contador público certificado

Escrito por Karen Farnen | Traducido por Ricardo Frot

Los contadores tienen que cumplir con ciertos requisitos a nivel estatal para poder calificar como Contador Público Certificado (CPA por sus siglas en inglés). En promedio, un contador o un auditor ganaron US$70.130 en el año de 2011, de acuerdo con datos de la Secretaría de Estadísticas Laborales. El promedio de un CPA es entre 10 y 15 por ciento mayor, según datos del Instituto Norteamericano de Contadores Públicos Certificados. A pesar del atractivo sueldo, ser un CPA trae consigo algunas desventajas.

Educación adicional y experiencia

Un CPA necesita más estudios que otros contadores. Los empleos para ellos requieren de una licenciatura, pero en la mayoría de los casos, un CPA necesita, además, un mínimo de 150 horas de estudios extras. Esto significa 30 horas más de lo que requiere otra licenciatura. A pesar de que una maestría no es requisito, algunos colegios la combinan con los estudios de licenciatura en programas de cinco años para capacitar contadores públicos certificados. La mayoría de los estados también requieren de un mínimo de dos años de experiencia laboral para conseguir el título CPA, además de que necesitan tener educación continua para mantener su cédula vigente.

Exámenes CPA

Los requisitos para los exámenes de certificación son muy rigurosos. En todos los estados, los candidatos tienen que pasar el examen CPA Uniform por parte del Instituto Norteamericano de Contadores Públicos Certificados. El examen por computadora de 14 horas incluye cuatro secciones: auditoría, conceptos de negocios, regulaciones y contabilidad financiera. En 2012, los rangos de acreditación de las diferentes secciones variaban entre 45,19% y 51,03%. Esto demuestra el grado de dificultad del examen. La mayoría de los estados requieren que los candidatos aprueben todas las secciones del examen en un periodo de 18 meses, aunque no es necesario hacer las cuatro secciones en una sola evaluación.

Imagen

Hasta los contadores profesionales admiten que la profesión misma tiene una imagen negativa. En la cultura popular, el contador tiene la imagen de ser introvertido y de que realiza trabajo rutinario y aburrido con números, menciona Louise A. Miller, instructora en South University. También dice que este estereotipo continúa a pesar de que muchos contadores interactúan con muchas personas y tienen que resolver distintos problemas. De acuerdo con Terrie L. Riportella del departamento de contabilidad y negocios de Elizabethtown University, todavía existen los contadores "que arrastran el lápiz", pero los contadores de éxito ya no siguen este estereotipo.

Estrés

Al igual que otros tipos de contadores, un CPA trabaja más allá de un horario habitual. En 2010, el 20% de los contadores y auditores trabajaban más de 40 horas semanales, de acuerdo con Secretaría de Estadísticas Laborales. El estrés de los contadores aumenta con la llegada de las fechas límite para impuestos y presupuestos y la necesidad de más horas de trabajo. De acuerdo con la revista especializada "The CPA Journal", las causas más comunes de estrés para los miembros de las agencias de CPA incluyen demasiado trabajo, limitaciones de tiempo, la gran variedad de actividades y responsabilidades con otros trabajadores. El estrés relacionado con el trabajo contribuye con la percepción de insatisfacción laboral, con el ausentismo y con problemas de salud, según reportes de la revista.

Créditos de las fotos

  • Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images