Desventajas de ser ginecólogo

Escrito por Neil Kokemuller | Traducido por Maria Eugenia Gonzalez

Los ginecólogos son doctores en medicina que proporcionan cuidado preventivo de la salud a las mujeres y tratan problemas médicos concernientes específicamente a ellas. La mayor parte de su trabajo se relaciona con el sistema reproductor femenino. El pago medio anual de los ginecólogos era de US$218.610 en mayo de 2011, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

Decisiones difíciles

El Dr. Paul Indman, un pionero en usar el láser para tratar problemas cervicales que otros médicos con enfoques hacia cirugías más invasivas, indica que uno de los aspectos más difíciles de su carrera ha sido ayudar a las mujeres a determinar las decisiones sobre los tratamientos. El sangrado uterino, los tumores fibroides y los quistes son afecciones comunes y difíciles para las mujeres. Indman señala que la tecnología ha llevado a muchas opciones avanzadas de cirugías y tratamientos. Pero las pacientes a menudo se ven abrumadas por estas decisiones y tienen problemas para comprender las opciones de tratamientos. El ginecólogo debe tomar un rol consultivo pero dejar que cada mujer tome sus propias decisiones.

Controversia

La ginecología no es necesariamente una profesión controvertida, pero la naturaleza del trabajo incluye algunas áreas controvertidas. A menudo los ginecólogos consultan con las mujeres para tomar decisiones sobre anticoncepción, así como de los pros y contras del aborto. La controversia tiene su origen en un debate político y religioso sobre si la anticoncepción debería ser obligatoria en los planes de seguros de salud y si el aborto debería ser legal. Además, algunas píldoras anticonceptivas tienen posibles efectos secundarios, lo que hace que su uso sea controvertido.

Estrés emocional

La ginecología algunas veces es una línea de trabajo estresante. Las cuestiones reproductivas son emocionales para las pacientes, y los médicos ocasionalmente deben darles malas noticias; por ejemplo, que no pueden tener bebés. El cáncer y las disfunción crítica de los órganos son otras áreas complejas de cuidado dentro de la ginecología que requieren inteligencia emocional. Algunos otros trabajos son más de rutina, ya que las mujeres por lo general van al ginecólogo una vez al año para realizarse exámenes de control. No obstante, las visitas no planeadas a menudo implican que las mujeres están enfrentando problemas físicos y emocionales y problemas de salud difíciles.

Manejo del negocio

Los ginecólogos que tienen un consultorio privado o trabajan en una sociedad con colegas u otros profesionales médicos también deben lidiar con el manejo de los negocios. Esto incluye decisiones de personal para las zonas de enfermería y recepción, así como un empleado para facturación y pagos. Los estudios también muestran que menos estudiantes de medicina se especializan en ginecología debido a los costos de seguros en aumento relacionados con las demandas por mala praxis. Un artículo de noviembre de 2007 del "Southern Medical Journal", "¿Por qué hay menos estudiantes de medicina en Florida que escogen obstetricia y ginecología?", por el Dr. Aaron Deutsch, el Dr. Joan McCarthy, el Dr. Kelly Murray y el Dr. Robyn Sayer del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad del Sur del Florida, concluyó que un estudio mostró que el 32,2 por ciento de los estudiantes de medicina de Florida que consideraban especializarse en obstetricia y ginecología escogen una especialización diferente debido a los altos riesgos de las demandas por mala praxis.

Créditos de las fotos

  • Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images