Derechos de empleo de los trabajadores

Escrito por Ruth Mayhew | Traducido por Walter F. Stocco
Las regulaciones federales y estatales establecen los derechos laborales de los trabajadores.

Las regulaciones federales y estatales establecen los derechos laborales de los trabajadores.

Los empleados tienen derecho por ley a un trato justo de trabajo. Ellos también tienen derecho a un salario igual por un trabajo comparable, así como a un lugar donde sientan que pueden ir y venir sin ser amenazados con violencia o por el mal uso y manejo de los equipos y materiales potencialmente peligrosos. Las leyes de equidad de empleo y las regulaciones son fundamentales para la creación de políticas laborales que garanticen los derechos laborales de los trabajadores.

Empleo a voluntad

La doctrina del empleo a voluntad, dice que un empleador o empleado pueden terminar la relación laboral en cualquier momento, por cualquier motivo o sin motivo, con o sin previo aviso. Hay una zona gris en la que los empleadores pisan cuando imponen sanciones o condiciones a los empleados que no pueden dar aviso de renuncia, debido a que estas condiciones parecen contradecir el fundamento del empleo a voluntad. Algunos empleadores se niegan a clasificar a un ex trabajador como elegible para volver a ser contratado si no avisa con antelación de su renuncia. Esto podría afectar las perspectivas de futuro trabajo del trabajador porque los empleadores futuros podrían ver de manera desfavorable a los candidatos que no son elegibles para volver a ser contratados por un empleador anterior.

Igualdad de oportunidades

Los derechos laborales comúnmente citados incluyen la igualdad de oportunidades y el derecho a trabajar en un ambiente que sea libre de discriminación y acoso. El título VII del Acta de derechos civiles aplica a las empresas privadas que emplean a 15 o más empleados. Protege a los trabajadores contra las prácticas laborales desleales, tales como la discriminación en la contratación, desarrollo, promoción, formación y desarrollo profesional, retención y terminación. Además de las leyes federales que prohíben la discriminación en el empleo, hay leyes estatales que garantizan derechos a los trabajadores. La U.S. Equal Employment Opportunity Commission hace cumplir el Título VII del acta de derechos civiles y otras leyes federales como la Ley de estadounidenses con discapacidades y la Ley de no discriminación de información genética. Las leyes estatales son aplicadas por la agencia estatal de igualdad de empleo o comisión de derechos humanos.

Actividad colectiva

La National Labor Relations Board hace cumplir la Ley nacional de relaciones, o la Ley Wagner, que protege los derechos de los empleados para participar en actividades colectivas. Participar en una actividad colectiva se produce cuando los empleados se reúnen para declarar su interés en apoyar o afiliarse a un sindicato. Los empleadores no pueden evitar que los empleados formen alianzas con sus compañeros de trabajo o con los sindicatos para presionar por la representación de sus intereses por un sindicato.

Salarios justos

Junto a la igualdad de oportunidades está el derecho a una remuneración justa. La EEOC y el U.S. Department of Labor, Wage and Hour Division hacen cumplir la Ley de igualdad salarial y las leyes federales de salarios mínimos, respectivamente. Los trabajadores tienen derecho a un salario igual, sin importar su edad, estado civil, raza, sexo u origen nacional. Antes que la Ley de igualdad salarial se convirtiera en ley, no era raro encontrar diferencias salariales entre hombres y mujeres por el mismo trabajo. Esto se basó en la idea de que un hombre necesita ganar más dinero para cuidar de una familia. Las leyes federales de salarios mínimos imponen sanciones a los empleadores que no pagan por lo menos el salario mínimo. Cuando el salario mínimo es más alto que el salario mínimo federal, los trabajadores tienen derecho al más alto de los dos.

Seguridad

Los trabajadores tienen el derecho de trabajar en un ambiente seguro. Es responsabilidad del empleador de mantener un ambiente de trabajo seguro. Esto incluye asegurar que los empleados reciban capacitación en el uso y manejo adecuado de los equipos y la maquinaria peligrosa, o materiales peligrosos. La seguridad en el trabajo también significa que los empleadores deben tomar las precauciones necesarias para proteger a sus empleados contra la violencia laboral, incluidas las amenazas de daño físico o corporal por compañeros de trabajo u otras personas que visiten las instalaciones del empleador.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images