Definición de liderazgo situacional

Escrito por Leigh Anthony | Traducido por Gabriela Nungaray

El liderazgo situacional es un estilo de liderazgo que se ha desarrollado y estudiado por Kenneth Blanchard y Paul Hersey. Se refiere a cuando el líder o gerente de una organización debe ajustar el estilo para adaptarse al nivel de desarrollo de los seguidores que están tratando de influir. Con el liderazgo situacional, le corresponde al líder cambiar su estilo, no el seguidor a adaptarse al estilo del líder. En el liderazgo situacional, el estilo puede cambiar continuamente para satisfacer las necesidades de los demás en la organización en función de la situación.

Decir y dirigir

En decir/dirigir, el líder de la organización es el que toma las decisiones e informa a otros en la organización de la decisión. Este estilo de liderazgo también puede ser denominado micro-gestión, el líder está muy involucrado y supervisa de cerca a las personas que están trabajando. Con este estilo de liderazgo, es un enfoque de muy arriba hacia abajo y los empleados simplemente hacen exactamente lo que les dicen.

Ventas y entrenamiento

Con la venta y el estilo de entrenamiento de liderazgo, el líder sigue estando muy involucrado en las actividades del día a día. Las decisiones que aún se encuentran en última instancia, con el líder, sin embargo, de entrada se solicitarán a los empleados antes de que la decisión sea implementada. Con este estilo de liderazgo situacional, los empleados siguen siendo supervisados pero están en más de una forma de entrenamiento más que una forma de gestión. Este estilo típicamente funciona bien con aquellos que no tienen experiencia y están aprendiendo. Se trata de alabanza directa para aumentar la confianza y autoestima.

Participar y apoyar

El estilo de participar y apoyar el liderazgo situacional pasa más responsabilidad a los empleadores o seguidores. Mientras que el líder todavía proporciona una cierta dirección, las decisiones en última instancia, recaen en el seguidor. El líder está ahí para proporcionar información y aumentar tu confianza y motivación con elogios y retroalimentación de las tareas completadas. Los que trabajan bien en este estilo de liderazgo situacional tienen las habilidades necesarias pero no tienen la confianza o motivación para alcanzarlas.

Delegación

Delegar es el estilo de liderazgo situacional donde está involucrado el líder en la menor cantidad con los empleados. Los empleados son responsables de la elección de las tareas y las direcciones que tomarán. Aunque el líder todavía pueden estar involucrado para fines de dirección o retroalimentación, está en un nivel mucho más bajo que con otros estilos de liderazgo situacional. Con este estilo de liderazgo, los empleados conocen su papel y lo llevan a cabo con poca supervisión requerida.

Nivel de desarrollo

El nivel de desarrollo del seguidor determina el estilo de liderazgo situacional del líder. Blanchard y Hersey han desarrollado una matriz de modo que los líderes pueden determinar fácilmente el estilo de liderazgo que necesita el empleado en función de su nivel de desarrollo. Para aquellos con altas necesidades y poca experiencia, el estilo de dirección, será necesario, mientras que con las personas con necesidades bajas y alta competencia, el estilo de delegación puede ser utilizado.

Créditos de las fotos