¿Cuánto debo cobrar por quitar la nieve?

Escrito por Kaylee Finn | Traducido por Analia Moranchel

Fijar los precios puede ser la parte más difícil de establecer tu negocio de remoción de nieve. Los precios para eliminación de nieve varían mucho entre los vecinos, por lo que tu primera tarea será realizar una investigación en tu área. Después de eso, tienes algunas opciones a considerar para tu estructura de precios, incluyendo "por empuje", por hora y tarifas estacionales. Los negocios exitosos de remoción de nieve buscan diversidad en los tipos de puestos de trabajo y contratos que toma equilibrar los beneficios de cada uno.

Investigación

El precio promedio para la remoción de nieve varía enormemente entre áreas. Averigua lo que otra gente está cobrando en tu área al buscar anuncios con precios y preguntarle a conocidos lo que pagan por remover nieve. También puedes pedir cotizaciones de otras empresas que se dediquen a quitar nieve. También debes investigar tus costos. Encuentra un distribuidor de sal de roca y determina cuánto serán tus costos de mantenimiento de equipos. Debes cobrar lo suficiente para obtener ganancias después de estos gastos. Además, debes tener en cuenta cuánto te gustaría ganar por hora.

Por empuje

El primer método de fijación de precios es "por empuje". Esto significa que le cobras al cliente por cada viaje que realices en donde esté. Cuando determinas la tasa "por empuje", consideras los precios normales para tu área, cuánto tiempo tardará el trabajo y el equipo que utilizarás. Una tasa por empuje podría variar de US$25 por arar un pequeño camino residencial a cientos de dólares por un complejo comercial. También puedes incluir cargos adicionales por echar sal u otros servicios adicionales. La tasa por empuje ofrece la ventaja de que te permite a ti y al cliente conocer el costo exacto antes de comenzar el trabajo.

Por hora

Por hora es la forma más sencilla en que puedes cobrar. Con este método puedes cobrarle al cliente por hora para remover la nieve. Puedes establecer diferentes tarifas según el equipo que utilizas. Por ejemplo, un precio diferente por horas con la barredora de nieve contra las horas-hombre por palear aceras o soplar nieve. Establece una tarifa por hora con la que estés cómodo, teniendo presente las tarifas locales. Puedes cobrar un poco más que el promedio una vez que tengas una reputación de ser puntual y confiable. Un cargo por hora asegura que siempre te paguen bien por tu trabajo, incluso si te toma más de lo que estimaste.

Contrato estacional

Firmar contratos estacionales te proporciona estabilidad para tu negocio de remoción de nieve, pues garantiza un ingreso fijo de los contratos y ayuda a su vez a tus clientes a hacer un presupuesto por remoción de nieve por adelantado. Tu cliente pagará la misma tarifa por toda la temporada, sin importar cuánto nieve. Al fijar la tarifa del contrato, determina el número promedio de nevadas por temporada y multiplica esto por la tasa por empuje que cobrarías por el trabajo. En un año de poca nieve, saldrás ganando, pero en un año de gran nevada, saldrás perdiendo. El contrato puede incluir un umbral de incidente de nieve máxima. En este caso, facturarás por separado los incidentes de nieve por encima del umbral para limitar tus pérdidas potenciales en años de nevadas excepcionalmente fuertes.

Créditos de las fotos

  • Steve Mason/Photodisc/Getty Images