¿Cuándo se vuelve una cuenta por cobrar en una cuenta incobrable?

Escrito por John Cromwell | Traducido por José Alcázar.

Cuando un negocio opera haciendo ventas a crédito, enfrenta el riesgo de que no esté en posibilidad de cobrar algunas de las obligaciones. Aunque es fácil identificar una cuenta por cobrar incobrable como una cuenta registrada cuyo producto no se podrá recuperar, hay algunos pasos que tiene que dar un negocio para llegar a ese punto. Estas cuestiones incluyen determinar cuándo reconocer una venta para propósitos de ingresos, cuándo eliminar la posibilidad de cobrar una venta y hasta qué grado necesita el negocio contar con futuras deudas incobrables.

Aspectos básicos del reconocimiento de los ingresos

Para que un negocio reconozca los ingresos de una transacción, debe ajustarse a cuatro criterios. Debe existir evidencia de que la transacción ha tenido lugar, tal como un recibo o un contrato. El negocio debe haber cumplido la promesa que hizo durante la transacción, lo cual significa normalmente que entregó el bien subyacente o prestó el servicio. El precio para tal bien o servicio debe ser conocido y estar determinado. Finalmente, el negocio debe confiar razonablemente en que estará en posibilidades de cobrar a la otra parte lo que le debe.

Cuentas por cobrar

Los negocios de Estados Unidos requieren informar sobre sus actividades financieras usando el método de devengo. Bajo este método, el negocio registra los ingresos de la venta cuando se devenga y cumple con todos los otros criterios de reconocimiento de los ingresos. Como resultado, un negocio puede estar en capacidad de reconocer el producto de una venta antes de que reciba el efectivo de un cliente. Estas situaciones requieren que el negocio cree un activo llamado cuentas por cobrar. Este activo registra qué tanto se le debe a un negocio como consecuencia de las pasadas ventas registradas.

Definición de cuentas incobrables

Cuando un negocio ya no confía en que va a ser capaz de cobrar lo que se le debe, dejan de existir las circunstancias que permitieron que se reconociera la transacción para propósitos de ingresos. Las razones para que un negocio asuma una cuenta como incobrable incluyen que la otra parte se niegue a pagar o que el comprador haya caído en dificultades financieras que le hagan imposible hacerlo.

Asignación para cuentas incobrables

Cuando un negocio vende bienes a crédito, es probable que encuentre algunos cuantos casos en que no podrá obtener lo que le deben. De acuerdo a los Principios Generalmente Aceptados de la Contabilidad (GAAP, por sus siglas en inglés), un negocio requiere prever la eventualidad de que se produzcan futuras pérdidas probables. La posibilidad de que algunas deudas se vuelvan incobrables es un tipo de pérdida probable que el negocio debería enfrentar mediante una provisión que reduzca de manera preventiva los ingresos de un negocio para el año en anticipación de futuras cuentas incobrables. El monto de esta provisión se determina con base en el porcentaje histórico de las pasadas cuentas por cobrar que no se cobraron. Por ejemplo, si asumimos que se determinó históricamente que el 1% de cuentas por cobrar resultaron incobrables, la provisión para el año en curso por cuentas incobrables sería del 1% de las cuentas por cobrar pendientes.

Créditos de las fotos

  • Digital Vision./Photodisc/Getty Images