Cuáles son los tipos de razones financieras utilizadas para analizar el rendimiento financiero

Escrito por Kendra James | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Las razones financieras son indicadores utilizados para analizar el rendimiento financiero de una entidad. Las razones financieras son utilizadas por los banqueros, acreedores, accionistas y auditores para evaluar los datos presentados en los estados financieros de una entidad. Dependiendo de los resultados de las evaluaciones, los banqueros y los acreedores podrán optar por extender o retraer la financiación y los accionistas potenciales pueden ajustar el nivel de compromiso de una empresa. Las razones financieras son herramientas importantes que juzgan la rentabilidad, la eficiencia, la liquidez y la solvencia de una entidad.

Indicadores de rentabilidad

Los ratios de rentabilidad ayudan a los usuarios de los estados financieros de una entidad a determinar la eficacia global de la administración con respecto a los rendimientos generados en las ventas e inversiones. Los ratios de rentabilidad comúnmente utilizados son el margen de beneficio bruto, el margen de utilidad operativa y el margen de beneficio neto. El margen de beneficio bruto mide la rentabilidad después de considerar el costo de ventas, mientras que el margen de utilidad operativa mide la rentabilidad sobre la base de las ganancias antes de intereses y el gasto fiscal. El margen de utilidad neta se refiere a menudo como la línea de fondo y toma todos los gastos en cuenta.

Ratios de eficiencia

Los ratios que miden la eficacia de la toma decisiones de la gerencia se conocen como los ratios de eficiencia. Los ratios de eficiencia evalúan el volumen de negocios y la rentabilidad de las inversiones. Ejemplos de ratios de eficiencia son la rotación de inventarios, las ventas a cobrar y el retorno sobre activos. La rotación de inventario mide el número de veces que se recompra un inventario completo, mientras que las ventas a cobrar compara las ventas por cobrar con los ingresos. En ambos casos, un número más alto indica un mayor nivel de eficiencia en la venta de inventarios y en la recolección de cuentas por cobrar. El rendimiento de los activos compara la utilidad neta antes de impuesto frente los activos totales y ayuda a demostrar la eficacia de la gestión de los activos cuando se utilizan para generar beneficios.

Ratios de liquidez

Los ratios de liquidez ayudan a los usuarios de los estados financieros a evaluar la capacidad de una compañía para cumplir con sus obligaciones actuales. En otras palabras, los indicadores de liquidez evalúan la capacidad de una empresa para convertir sus activos corrientes en dinero en efectivo y pagar las obligaciones actuales. Los ratios de liquidez comunes son la razón del circulante y la prueba ácida. La proporción actual se calcula dividiendo los activos circulantes entre los pasivos corrientes. De acuerdo con Thomson Reuters, una regla general es tener una razón corriente de 2. El coeficiente de liquidez inmediata o prueba ácida, ayuda a determinar la capacidad de una compañía para pagar obligaciones que son exigibles inmediatamente.

Ratios de solvencia

Los ratios de solvencia o apalancamiento evalúan la capacidad de una empresa para obtener capital y pagar sus obligaciones. Los coeficientes de solvencia, que incluyen la deuda a un valor y el capital de trabajo, determinan si una entidad es capaz de pagar todas sus deudas. En la práctica, los bancos suelen incluir ratios de apalancamiento como acuerdos de deuda en los acuerdos contractuales. Los banqueros quieren asegurarse de que la entidad pueda mantener sus operaciones durante períodos financieros difíciles. El cálculo de la deuda a un valor se determina dividiendo los pasivos totales entre el patrimonio neto. El capital de trabajo se calcula restando los pasivos circulantes de los activos circulantes.

Créditos de las fotos

  • pen showing diagram on financial report/magazine image by Anton Gvozdikov from Fotolia.com