¿Cuáles son los tipos de alternativas energéticas?

Escrito por Michael Keenan | Traducido por Andrea Galdames

Los combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas han sido durante mucho tiempo el principal recurso de energía. Sin embargo, son recursos no renovables, es decir, que el suministro es limitado. Además, estos combustibles fósiles liberan dióxido de carbono cuando se queman para producir energía. Las fuentes de energía alternativas como la energía solar, la energía eólica y la energía hidroeléctrica son fuentes de energía renovables y limpias cuando se utilizan para producir energía.

Energía solar

La energía solar utiliza la luz del sol para generar energía. La energía solar requiere el uso de células fotovoltaicas de silicio para absorber la luz del sol. Estas células pueden ser de hasta 10 centímetros de diámetro y pueden generar hasta 2 vatios por célula. Estas células se agrupan en módulos que se agrupan para formar matrices. Las plantas de energía solar utilizan varios miles de matrices. La energía solar es ventajosa porque puede ser utilizada en cualquier lugar donde el sol brilla con un mínimo impacto ambiental. Sin embargo, la energía solar a veces puede resultar poco fiable debido a que un poco número de días nublados pueden utilizar las reservas de energía.

Energía eólica

Los molinos utilizan el viento para mover paletas que crean energía. Los molinos de viento generadores de energía pueden ser de más de 200 pies de altura (60 m) y tienen paletas de 100 pies (30 m). El viento hace girar las paletas generando energía mecánica. Esta energía se convierte en electricidad y luego se libera a la red eléctrica. Al igual que la energía solar, la energía eólica puede personalizarse para satisfacer necesidades específicas de alimentación. Por ejemplo, una casa pequeña puede utilizar un molino de viento capaz de generar 100 kilovatios o menos, mientras que los molinos de viento comerciales se pueden agrupar con otros molinos de viento siendo capaz de generar 5 megavatios. La energía eólica también tiene un impacto ambiental mínimo. Sin embargo, como la energía solar, los molinos de viento se limitan a la producción de energía sólo cuando hay vientos fuertes.

Hidroelectricidad

La energía hidroeléctrica usa las corrientes de agua para generar electricidad. Una presa está construida sobre un río que tiene una caída significativa para restringir el flujo de agua a pequeños túneles que pasan por la presa. En los túneles, hay turbinas que son tejidas por el agua que corre a través de ella. Cuando se hace girar la turbina se genera energía mecánica, al igual que las paletas de los molinos de viento. Esa energía es convertida en electricidad y se libera a la red eléctrica. Aunque la energía hidroeléctrica no libera contaminantes en el aire, puede alterar los ecosistemas, ya que las piscinas de agua corren detrás de la presa y los recortes de la presa frente a especies de agua a cada lado de la presa.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images