¿Cuáles son los requisitos de presentación y uniforme para un chef?

Escrito por Shailynn Krow | Traducido por Eliana Belen DOria

La excelencia de una cocina exige la perfección no sólo en la comida, sino también en la atención a los problemas de saneamiento e higiene de los que la preparan. Los chefs que trabajan en un establecimiento de comida (ya sea de comida rápida o restaurantes) se enfrentan a requisitos específicos para sus uniformes y presentación. Estos requisitos pueden variar según el establecimiento, el tipo de alimentos y del departamento de salud del estado. En cualquier caso, respetar los lineamientos generales demuestra la profesionalidad de la persona que lo hace.

Chaqueta del chef

La chaqueta blanca tradicional del chef es reconocible y permite que los clientes y otros empleados sepan que pertenece a la cocina. También sirve como una herramienta importante. Las chaquetas de chef están hechas de algodón grueso, que protege al chef del calor de los aparatos de la cocina, tales como los hornos y las estufas. Los botones anudados se deslizan con facilidad, pero no se funden ni se caen en el suelo y los alimentos. El blanco es el color preferido porque puede ser blanqueada si se mancha por los alimentos, lo que, por lo general, es un hecho cotidiano.

Uniforme del chef

Además de la chaqueta, un uniforme generalmente consiste en unos pantalones y un sombrero. Los pantalones deben tener las piernas rectas, ser cerrados en la parte superior del zapato y hechos de algodón. Los zapatos deben ser completamente cerrados y antideslizantes, ya que los derrames en la cocina son comunes. Por la misma razón, los zapatos de tela o abiertos no están permitidos en la cocina. Mientras trabajan, los chefs deben usar un delantal, los que pueden ser a la altura de la cintura o al estilo de babero completo, dependiendo de los requisitos de la cocina. Los sombreros del chef pueden ser de papel o de tela. Los establecimientos de alta cocina pueden exigir a sus chefs que lleven un pañuelo.

Higiene personal

Los chefs entran en un contacto directo con los alimentos crudos y preparados servidos a los clientes, lo que los obliga a mantener una buena higiene personal en todo momento. Los buenos hábitos de higiene incluyen el lavado frecuente de las manos (sobre todo después de entrar y salir de la cocina), lavarse los dientes, bañarse todos los días, y asegurar que estás en un buen estado de salud antes de ir a trabajar. Cubre los cortes, las llagas y las heridas con vendajes impermeables y guantes desechables de seguridad de alimentos. A los cocineros con síntomas estomacales o gripales, como vómitos, diarrea o fiebre alta, no se les permite trabajar.

Apariencia personal

Las pautas para la apariencia personal varían dependiendo de las políticas del establecimiento. Para estar de acuerdo con la U.S. Food and Drug Administration's Hazard Analysis and Critical Control Points (o HACCP por sus siglas en inglés), los establecimientos de comidas deben seguir ciertas regulaciones. Por lo general no se permite utilizar joyas en la cocina (incluyendo perforaciones en la lengua y pendientes), ya que podrían caer en la comida o contaminarla, según la FDA. Los anillos lisos pueden usarse si está cubiertos con un guante intacto, de un solo uso. El esmalte de uñas está prohibido porque puede caer fácilmente en la comida y contaminar los alimentos. El pelo debe estar recogido y mantenerse bajo el sombrero o una red. En algunos establecimientos, las barbas deben ser recortadas y cubiertas con una red de barba.

Créditos de las fotos

  • Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images