Cuáles son los pasos en el proceso de toma de decisiones de un gerente

Escrito por David Ingram | Traducido por Enrique Pereira Vivas

    Los propietarios de pequeños negocios y gerentes toman decisiones sobre una base diaria, frente a todo, desde problemas operativos del día a día hasta la planificación estratégica a largo plazo. El proceso de toma de decisiones de un gerente puede ser dividido en seis pasos distintos. Aunque cada paso se puede examinar en detalle, los gerentes suelen pasar por todos los pasos rápidamente al tomar decisiones. Comprender el proceso de toma de decisiones gerenciales pueden mejorar tu efectividad en la toma de decisiones.

    Identificar los problemas

    El primer paso en el proceso es de reconocer que hay una decisión que hay que tomar. Las decisiones no se hacen arbitrariamente, sino son el resultado de un intento de solucionar un problema, necesidad u oportunidad específica. Un supervisor en una tienda minorista se da cuenta de que tiene demasiados empleados en la planta en comparación con el volumen actual de ventas del día, por ejemplo, lo cual le obliga a tomar la decisión de mantener los costos bajo control.

    Recabar información

    Los administradores buscan una amplia gama de información para aclarar sus opciones una vez que hayan identificado un problema que requiere una decisión. Los administradores pueden tratar de determinar las posibles causas de un problema, la gente y los procesos involucrados en el tema y todas las restricciones impuestas al proceso de toma de decisiones.

    Soluciones por una tormenta de ideas

    Tener una comprensión más completa de la cuestión que los ocupa, los gerentes pasan a hacer una lista de las posibles soluciones. Este paso puede implicar cualquier cosa, desde unos pocos segundos de pensamiento hasta unos cuantos meses o más para la planificación colaborativa formal, dependiendo de la naturaleza de la decisión.

    Elegir una alternativa

    Los administradores sopesan los pros y los contras de cada posible solución, buscan información adicional si es necesario y seleccionan la opción que sienten que tiene la mejor oportunidad de éxito con el menor costo. Considera buscar asesoramiento externo si has pasado por todos los pasos anteriores por tu cuenta; solicitar una segunda opinión puede proporcionar una nueva perspectiva sobre el problema y sus posibles soluciones.

    Implementar el plan

    No hay tiempo para adivinar por segunda vez cuando pones tu decisión a la acción. Una vez que te has comprometido a poner una solución específica en su lugar, hazla saber a todos los empleado y pon la decisión en acción con convicción. Esto no quiere decir que una decisión administrativa no puede cambiar después de que se haya promulgado; los gerentes experimentados ponen en marcha los sistemas de seguimiento para evaluar los resultados de sus decisiones.

    Evaluar los resultados

    Incluso los dueños de negocios más experimentados pueden aprender de sus errores. Siempre monitorean los resultados de las decisiones estratégicas que realizan como propietario de una pequeña empresa; están dispuestos a adaptar su plan según sea necesario o para cambiar a otra posible solución si la solución elegida no sale como esperaban.

    Créditos de las fotos