¿Cuáles son los objetivos de una corporación privada?

Escrito por Kimberleo | Traducido por Fernando Villarreal

Las corporaciones privadas son empresas establecidas mediante las secretarías locales de estado. Las corporaciones emiten acciones a los propietarios que administran la compañía mediante una junta de directores. Las corporaciones privadas pueden ser grandes o pequeñas, y no están registradas con la Comisión de Valores e Intercambio para tener un intercambio de acciones de manera pública. El objetivo principal de las corporaciones privadas es la ganancia, aunque hay razones secundarias para establecer una entidad de negocio privada.

Deudas reducidas

El objetivo principal para muchos fundadores de corporaciones privadas es reducir las deudas entre los propietarios y el negocio. Los activos y las deudas son separadas entre el negocio y los accionistas. Aquellos que posean acciones no se hacen responsables de las deudas financieras o civiles de la corporación. De igual manera, si los dueños de acciones tienen problemas financieros o civiles, los activos de la corporación no pueden ser utilizados para pagar las deudas corporativas.

Venta de acciones

Las corporaciones privadas aumentan el capital al vender acciones a los propietarios e inversionistas. Los objetivos de las corporaciones pueden incluir utilizar la estructura para vender acciones y aumentar las operaciones o aumentar los fondos. A diferencia de las corporaciones públicas, las entidades privadas pequeñas pueden vender acciones sin tener que declarar ante la SEC y sin gastos. Las ventas de acciones de las corporaciones privadas deben adherirse a las regulaciones de la SEC de todos modos, generalmente sin obtener menos de US$10 millones. La estructura de la corporación permite este tipo de inversión de capital y también le permite a los propietarios vender el interés de propiedad en escenarios de compra y venta.

Existencia infinita

El objetivo de muchos de los propietarios de corporaciones privadas es crear una vida ilimitada. A diferencia de los propietarios únicos y de las entidades con socios que terminan cuando un propietario fallece o deja la compañía, una corporación privada puede existir por siempre. Los accionistas pueden vender, regalar o legar las acciones a los miembros familiares, a otros accionistas o a partidarios terceros que estén interesados. El objetivo es normalmente parte de la plantificación de los propietarios de empresas pequeñas.

Beneficios fiscales

Bajo ciertas circunstancias, una corporación privada tiene más ventajas que una corporación con un único dueño que se encarga de todos los impuestos directamente. Las corporaciones que generan menos de US$75.000 en ingresos imponibles tienen una tasa fiscal menor que las tasas del impuesto sobre la renta personal. Un propietario de una empresa pequeña que genera ingresos pequeños tiene más ventajas en cuanto a impuestos se refiere, aunque esta situación es distinta y debe ser revisada con un profesional en impuestos.