¿Cuáles son los beneficios de un ciclo de conversión de efectivo positivo?

Escrito por Pat O'Connor | Traducido por Mayra Cabrera

El ciclo de conversión de efectivo es la medida de la cantidad de tiempo que le toma a un inventario para vender y el efectivo que esté disponible. En consecuencia, el análisis del ciclo de flujo de efectivo examina el inventario, las cuentas por cobrar y las cuentas por pagar libros. Los ciclos de conversión de efectivo positivo se producen cuando el tiempo en el inventario y las cuentas por cobrar es mayor que el tiempo que se necesita para pagar al proveedor. Los números positivos no son necesariamente una buena señal y los números bajos indican una operación de gestión más eficaz en que el dinero no está atado por mucho tiempo en el inventario o cuentas por cobrar. Algunos modelos de negocio, sólo en efectivo, proveedores de servicios o cuentas de plazos prolongados por pagar, generan un saludable ciclo de conversión de efectivo negativo.

Inventario

El inventario es un activo que se convierte en una carga si no se vende. La baja rotación de inventarios es el indicio de un problema. Si el producto no se vende, significa que el cliente no lo encuentra útil, o es un precio demasiado alto para el mercado. La compañía puede tener que reducir el precio por debajo del costo original de los bienes para limpiar los estantes y hacer espacio para los productos más deseables. Las empresas querrán reducir al mínimo el tiempo que un producto permanece en el inventario.

Cuentas por pagar

Las empresas quieren maximizar la cantidad de tiempo que se necesita para pagar a un proveedor. Esto les permite más tiempo para hacer un uso productivo del dinero en efectivo. Una vez que la empresa paga al proveedor, el dinero no está disponible para comprar inventario adicional u otros tipos de inversiones. Una empresa puede ser capaz de negociar la fecha de vencimiento del pago cuando inicialmente hace contacto con un proveedor.

Cuentas por cobrar

Cuanto más rápido reciba una empresa el pago de sus propios productos o servicios, será mejor. Es de poca utilidad práctica para una empresa tener un gran saldo de cuentas por cobrar. Puede ser una indicación de la rentabilidad futura, pero tienen que ser convertidas en efectivo antes de que realmente puedan afectar el resultado final. Un corto tiempo de colección es un indicador de una gestión eficiente.

Ciclo de conversión de efectivo

Una fórmula sencilla para calcular el ciclo de conversión de efectivo es: número promedio de días de inventario + número promedio de días de cuentas por cobrar - número medio de días de cuentas por pagar. Un resultado más pequeño indica un ciclo saludable. Los totales negativos reflejan un modelo de negocio para empresas como Dell o Amazon, en la que los proveedores no se pagan hasta que la empresa recibe el pago del cliente. Sin embargo, ese modelo de negocio no es la norma para la mayoría de las empresas. Los analistas consideran las tendencias históricas a la baja en el ciclo de conversión de efectivo como una buena señal; la empresa está vendiendo sus productos más rápidamente, cobra los pagos más rápidos o toma más tiempo para pagar a sus proveedores.

Créditos de las fotos

  • Thinkstock/Comstock/Getty Images