¿Cuáles son los beneficios de Six Sigma?

Escrito por Leigh Richards | Traducido por Gabriela Nungaray

Lean Six Sigma es una metodología de mejora de procesos que combina las ventajas de ambas técnicas de Lean Manufacturing y Six Sigma para ayudar a las empresas a agilizar las operaciones, aumentar el valor y reducir los residuos. Las desventajas de estas técnicas son que pueden ser complejas e involucrar una significativa formación. Pero hay una serie de beneficios que las empresas pueden lograr con el uso de estas herramientas.

Aumenta la participación de los empleados

Uno de los grandes beneficios de Lean Six Sigma es un aumento de la participación de los empleados a través de su participación en los equipos de mejora de procesos diseñados para ayudar a mejorar los procesos y aumentar el valor para sus clientes, internos y externos. Al involucrar a los empleados en la ejecución de estos programas, adquieren un mayor aprecio por el impacto de la labor que realizan en los resultados empresariales, así como una apreciación de cómo el trabajo de otros empleados y departamentos también contribuyen al éxito.

Reduce costos

Para las empresas que participan en actividades Lean Six Sigma, uno de los principales beneficios deseados es una reducción en los costos asociados con las mejoras en los procesos de requerir menos tiempo (y recursos empleados) para disminuir los defectos o errores que pueden dar lugar a correcciones. Mediante el examen de las distintas etapas de un proceso, la comprensión de lo que los clientes valoran y luego tomar medidas para eliminar los pasos innecesarios al tiempo que aumenta el valor, las empresas que utilizan metodologías Lean Six Sigma encuentran que pueden reducir significativamente los costos y mantener con frecuencia cada vez mayor, el valor del cliente.

Mayor satisfacción del cliente

La metodología Lean Six Sigma implica un fuerte enfoque en las necesidades y requerimientos del cliente y el valor de la entrega a los clientes, uno de los beneficios del uso de estas técnicas es un aumento de la satisfacción del cliente. Lean Six Sigma se centra no sólo en la mejora de productos, sino también la mejora de los métodos de entrega de productos y otras actividades de servicio al cliente que pueden afectar a la satisfacción del cliente. En última instancia, la mayor satisfacción del cliente dará lugar a la repetición de negocios, el aumento positivo del boca-a-boca y con una implementación exitosa, aumentar las ventas y el éxito general del negocio.

Créditos de las fotos

  • planning process image by Chad McDermott from Fotolia.com