¿Cuáles son las regulaciones de OSHA para talleres de mecánica automotriz?

Escrito por Linda Ray | Traducido por Lou Merino

Los trabajadores de talleres automotrices son especialmente vulnerables a los químicos y otros riesgos de trabajo, por lo cual el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos y el Acta sobre Seguridad y Salud Ocupacional establecieron estándares para talleres mecánicos y la gente que trabaja en ellos. Las regulaciones cubren todo desde hacer saber a los mecánicos sus derechos hasta hacer que el equipo adecuado esté disponible para los trabajadores. Las regulaciones son actualizadas continuamente para dar seguimiento a los cambios en la industria. El no cumplir con estas disposiciones puede ocasionar diversas sanciones, desde multas hasta el cierre permanente del taller.

Derecho a saber

Uno de los estándares de OSHA, que se violan de manera más común por los talleres y los mecánicos, es el estándar del derecho a saber. Esto se refiere al uso de químicos potencialmente peligrosos, un hecho muy común en el negocio automotriz. Este estándar simplemente requiere que los empleados estén notificados en detalle de los posibles peligros de cualquiera de los químicos que están usando. Este estándar simplemente requiere que los empleados estén notificados a detalle de los posibles peligros de cualquiera de los químicos que están usando. OSHA insiste en que los empleados tienen derecho a saber cómo podrían ser afectados por los químicos en el lugar de trabajo. El derecho a saber requiere un etiquetado detallado de todos los químicos, listas de inventario con información, capacitación para empleados sobre el uso seguro de químicos y un plan escrito que detalle cómo el lugar de trabajo planea seguir la norma del derecho a saber.

Equipo protector

Muchas de las maneras más comunes en las cuales los talleres violan las regulaciones de OSHA es al no dar equipo de seguridad adecuado para los trabajadores. Los talleres deben tener planes escritos y equipo de seguridad para afrontar los riesgos a los que muchos empleados se encuentran expuestos en el trabajo. Por ejemplo, los trabajadores deben usar respiradores cuando pintan. Los talleres deben proveer este equipo de seguridad, desde lentes protectores hasta dispositivos de reducción de ruido que deben estar rápidamente disponibles y mantenidos en buenas condiciones. Algunas de las sanciones más comunes para los talleres incluyen el uso o suministro de equipo de seguridad respiratoria y el insuficiente número de extintores.

Herramientas

Hay una gran variedad de estándares OSHA que regulan el uso de herramientas en los talleres. Todas las herramientas deben mantenerse en buenas condiciones para que puedan usarse de manera segura, y los empleados deben estar informados sobre el uso adecuado de todas las herramientas y sus posibles peligros. Algunas de las herramientas más grandes y estandarizadas como el gato hidráulico deben inspeccionarse y recibir servicio de manera regular para cumplir con los estándares OSHA. Hay estrictos estándares para el almacenamiento de herramientas. Por ejemplo, todas las herramientas que pueden moverse deben ser desconectadas de la energía eléctrica, ponerles el seguro y guardarlas fuera del taller durante la limpieza para protegerlas del movimiento. Esto también aplica para los automóviles.

Espacio en la tienda

La distribución de la tienda también debe ser conforme a ciertos estándares de seguridad. El suelo debe mantenerse despejado y debe tener fácil acceso al caminar. Todos los derrames deben limpiarse de inmediato, y las herramientas y refacciones que no se usen deben ser guardadas en su lugar. También hay regulaciones para la construcción de la tienda, como estándares para el cableado eléctrico. Uno de los más grandes riesgos en los talleres es la posibilidad de incencio, y OSHA es conocida por sancionar talleres que no atienden este problema. Los extintores y planos de incendios son de esperarse, y los talleres deben tener una cabina a prueba de fuego para hacer cosas como acabados en spray y usar materiales inflamables.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images