¿Cuáles son las diferencias entre gestión estratégica vertical y horizontal?

Escrito por Ronald Kimmons | Traducido por Daniela Laura Arjones

La gestión estratégica es un proceso donde las empresas y otras organizaciones se comprometen implicando el análisis de información y la aplicación de las decisiones sobre la base de ese análisis. El propósito de estas decisiones es el de maximizar la eficacia de las operaciones de la organización dadas limitaciones tales como presupuesto, falta de tiempo y capacidad.

Definición de integración horizontal

La integración horizontal es el acto de integrar otras infraestructuras, lienes y empresas de la misma industria o en el mismo nivel de producción. La adquisición de estos activos por lo general resulta en una expansión de las operaciones existentes en vez de la creación de nuevas operaciones. Un ejemplo de la integración horizontal sería una cadena de comidas rápidas que compra a otra o una compañía petrolera que le compra las refinerías a otra compañía petrolera.

Definición de integración vertical

La integración vertical es el acto de expansión en nuevas operaciones con el propósito de disminuir la fiabilidad de una empresa por otras empresas en el proceso de producción y distribución. Esta integración requiere que las empresas desarrollen nuevos aspectos de operaciones de negocio. Un ejemplo sería una empresa de supermercados que, en lugar de contratar a empresas de transporte, compra sus propios camiones e instalaciones de distribución, los cuales usa para llevar sus alimentos y productos para el hogar a sus diferentes ubicaciones.

Beneficios de la integración horizontal

El principal beneficio de participar en la integración horizontal es que elimina la competencia de otras empresas. Esto es porque los activos que la integran son activos intrínsecos que los competidores han estado usando para ir tras el mismo sector del mercado. También sirve como una forma relativamente barata de entrar en nuevos mercados, ya que, en lugar de dedicarse a la totalidad de la investigación, el análisis y las cuestiones legales involucradas con la apertura de una sucursal en un área nueva, permite a una empresa tomar el control de una rama que ya está en el lugar. Sin embargo, los gobiernos tienden a fruncir el ceño en la integración horizontal más allá de un cierto punto. Esto se debe a que, si una sola empresa toma el control de todo un mercado de esta manera, se convierte en un monopolio, lo que significa que pueden poner precios exhorbitantes con poco temor de perder ventas.

Beneficios de la integración vertical

El principal beneficio de la integración vertical es que permite a las empresas reducir los costos totales por internalizar el valor que otras firmas de otro modo tomarían como ganancias. Por ejemplo, una tienda de comestibles puede pagar a una empresa de transporte US$5.000 para hacer algo que sólo cuesta la empresa de transporte US$3.800. Al comprar su propio camión y contratar a un conductor empleado, la tienda de comestibles ahora sólo tiene que pagar US$3.800. Las cosas principales que inhiben las empresas de efectuar la integración vertical son los problemas asociados con el ejercicio de un tipo desconocido de operaciones y los costos iniciales que requieren tales esfuerzos de integración.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images