Cuáles son las cuatro funciones básicas que conforman el proceso de gestión

Escrito por Leyla Norman | Traducido por Enrique Pereira Vivas

En 1916, un director francés de una mina de carbón llamado Henri Fayol escribió un libro titulado "Administration Industrielle et Generale", el cual presentó cinco funciones distintas de gestión que Fayol insistía en que eran aplicables en cualquier industria. En la década de 1950, los libros de gestión comenzaron a incorporar algunas de las ideas de Fayol en su contenido. El proceso de gestión de la escuela nació y, en la actualidad, los cursos de gestión todavía utilizan muchas de las ideas de Fayol para enseñarle a los estudiantes acerca de la administración de empresas. Fayol originalmente estableció cinco funciones de gestión, pero los autores de libros de gestión las han condensado en cuatro: planificación, organización, dirección y control. La quinta función era proveer de personal.

Planificación

La planificación implica decidir dónde llevar a una empresa y la selección de pasos para llegar allí. En primer lugar, requiere que los gerentes sean conscientes de los desafíos que enfrentan sus empresas, y luego requiere que los gerentes pronostiquen los negocios y las condiciones económicas futuras. A continuación, deben formular los objetivos a alcanzar en un determinado plazo y decidir sobre las medidas para alcanzarlos. Ellos re-evalúan sus planes a medida que las condiciones cambian y hacen los ajustes necesarios. La planificación ayuda a asignar los recursos y a reducir los desechos.

Organizar

Los administradores organizan al unir los recursos físicos, humanos y financieros para lograr los objetivos. Ellos identifican las actividades a ser realizadas, clasifican las actividades, asignan actividades a los grupos o individuos, crean responsabilidad y delegan la autoridad. Luego coordinan las relaciones de responsabilidad y autoridad.

Liderazgo

El liderazgo requiere que los gerentes motiven a los empleados para alcanzar los objetivos y metas del negocio. Requiere el uso de la autoridad para lograr esos objetivos, así como la capacidad de comunicarse de manera efectiva. Los líderes efectivos son estudiantes de las personalidades humanas, la motivación y la comunicación. Pueden influir en su personal al ver las situaciones desde su perspectiva. Liderar implica también la supervisión de los empleados y de su trabajo.

Controlar

El control es una función de gestión que implica la medición del éxito con los objetivos y metas establecidos. También requiere que los gerentes sean capaces de identificar fuentes de desviación de la realización con éxito y de proporcionar un curso de acción correctivo. Los administradores establecen primero los objetivos y metas, y luego miden el logro de ellos, identifican cualquier cosa que eviten alcanzarlos y proporcionan los medios de corrección si son necesarios. El control no implica necesariamente lograr sólo metas monetarias y objetivos. También se relaciona con las metas y objetivos no tangibles como encontrarse con una cuota de producción o la reducción de quejas de los clientes por un importe determinado.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images