¿Cuáles son las causas de los bajos niveles de productividad?

Escrito por Kristen May | Traducido por Katherine Bastidas

Las empresas que tienen bajos niveles de productividad en teoría podrían hacer mucho más trabajo, pero tienen factores que les impiden avanzar a su máximo potencial. Esto las lleva a perder el dinero y a perder terreno frente a los competidores. Conocer las razones por las que la productividad de tu empresa es deficiente te conduce a encontrar soluciones adecuadas para mejorar la productividad y los beneficios.

Mala gestión

Las prácticas de gestión ineficaces disminuyen la productividad de una empresa de varias maneras. La estrategia general de dicha sociedad contiene ineficiencias, porque el director no ve ni toma medidas para poner en práctica las formas más productivas para completar las tareas. Los empleados individuales se hunden bajo una mala gestión. No tienen la libertad y el entrenamiento para alcanzar su máximo potencial, por lo que no hacen tanto como podrían. Los empleados que sienten que sus supervisores no reconocen sus esfuerzos a menudo no hacen lo posible para trabajar con toda su capacidad.

Sistemas obsoletos

Cuando una empresa utiliza métodos anticuados y torpes para llevar a cabo sus objetivos deseados, su productividad disminuye significativamente. Por ejemplo, si una empresa utiliza un software para grabar de forma automática y hacer seguimiento de datos, mientras que otra recoge a mano, la productividad de la segunda empresa será mucho menor porque la persona que recoge y hace el seguimiento de los datos no puede hacer mucho más. Las empresas pueden aumentar su productividad racionalizando y automatizando los procesos para reducir el trabajo necesario para completar las tareas.

Insatisfacción del empleado

Los empleados descontentos generalmente son improductivos, mientras que los empleados felices son apasionados por su trabajo y lo hacen con eficacia. La gente tiene una tendencia natural a dar prioridad a las tareas que les gustan, por lo que a un empleado que le gusta su trabajo, naturalmente lo pone por delante de sus otros deseos, como relajarse, charlar con un compañero o pasar el día para que pueda volver a casa. Conseguir el empleado correcto para el trabajo puede dar lugar a un empleado satisfecho y a una empresa productiva.

Empleado con problemas personales

Los empleados que tienen problemas personales tienden a ser menos productivos que los que no experimentan problemas similares. En particular, tanto el estrés como la mala salud contribuyen a bajos niveles de productividad. Las empresas pueden ofrecer asesoramiento para ayudar a disminuir los niveles de estrés y ayudar a los empleados a superar otros problemas personales que impiden la productividad. Las empresas también pueden alentar a los empleados a tomar licencia por enfermedad cuando sea necesario para ayudar a evitar una enfermedad más grave o ir a la oficina y hacer que los demás se enfermen

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images