¿Cuáles son algunos de los usos de interés compuesto en los negocios?

Escrito por Julie Davoren | Traducido por roberto garcia de quevedo

Los propietarios de pequeñas empresas a menudo tienen fuentes de ingresos limitados y están agobiados aún más por los gastos, por lo que es muy difícil contribuir con generosas sumas de dinero a las cuentas de ahorro. Incluso en situaciones de poco dinero, es necesario configurar una parte de tus ganancias para ahorros y abrir un camino hacia un futuro asegurado. Si quieres el máximo rendimiento de tus ahorros e inversiones, las inversiones que ofrecen cálculos de interés compuesto pueden ser opciones viables.

Cálculo

El interés compuesto es una de las dos formas de calcular el interés; el otro es el interés simple. Mientras que el interés simple calcula el interés en sólo el capital inicial, el interés compuesto te permite disfrutar de una mayor rentabilidad mediante el pago de intereses sobre el monto de capital más los intereses que ganaste previamente. Si, por ejemplo, invertiste US$1.000 y ganaste US$50 en intereses al final del período de ganancias, tu nuevo principal se convirtió en US$1.050. El tipo de interés se aplicará a US$1.050, no a tu original de US$1.000, La siguiente vez el interés es calculado.

Generar beneficios

El interés compuesto abre las puertas a las fuentes de beneficios para una empresa. Por ejemplo, las empresas pueden satisfacer a los inversores mediante la obtención de los mayores beneficios de los esperados. Se espera que los directores financieros den dividendos a los inversores. Si se acumulan estos dividendos, o más precisamente compuestos y reinvertidos en el negocio, los mayores dividendos pueden pagarse el próximo año. El interés compuesto es un medio para el crecimiento del beneficio si se usa con prudencia. Funciona como un multiplicador de retorno, y con cada año que pasa, el interés que los inversores reciban crece porque ganan intereses sobre intereses.

Asegurar los pagos de pensiones

Varias empresas buscan ayuda de las cuentas de inversión para pagar las pensiones. Por lo general, los empleadores no incluyen una cantidad fija de los salarios de sus empleados y contribuyen a su fondo de pensiones. La cantidad se acumula durante años hasta que los empleados llegan a la edad de jubilación, cuando se proporciona la cantidad total como pensión. Las empresas utilizan el dinero de los fondos de pensiones para invertir en instrumentos financieros que pagan tasas de rentabilidad garantizada. Esto ayuda a generar un buen ciclo de pagos de pensiones, mientras se ganan retornos consistentes en la inversión guardada durante tantos años. El fondo fiduciario de jubilación mantiene su esencia central de pago oportuno de pensiones para sus empleados jubilados, un proceso que se ha mejorado de manera efectiva por el concepto de interés compuesto.

¿Beneficio o deuda?

La idea del interés compuesto es atractiva sólo cuando se está en el lado de ingresos de la balanza financiera. Normalmente, los bancos pagan interés compuesto de los depósitos, un beneficio para los depositantes. Si eres un titular de tarjeta de crédito, el conocimiento del funcionamiento de los cálculos de interés compuesto puede ser incentivo para pagar tus saldos rápidamente. Las compañías de crédito cobran intereses sobre el monto principal y los intereses acumulados. Si prolongas el pago de tu deuda de tarjeta de crédito, tu principal va a crecer, porque los cálculos de interés compuesto restablecen tu capital inicial para incluir el interés ganado con anterioridad. El beneficio del interés compuesto es dependiente de tu perspectiva financiera. Si eres un prestatario, los cálculos de interés compuesto se traducen en un crecimiento en la cantidad que debes y el prestamista cosecha los beneficios. Si eres inversionista, cosechas el beneficio conforme tu dinero crece.

Créditos de las fotos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images