¿Cuál puede ser un buen inventario de apertura para un restaurante nuevo?

Escrito por Gail Cohen | Traducido por Juliana Star

Si ves programas de telerrealidad (reality shows en inglés) en la TV sabes cuánto trabajo se requiere para renovar un restaurante. Comenzar desde cero es más difícil, por lo que la experiencia previa de trabajar como parte de un equipo de arranque en un restaurante nuevo es invaluable. No hace falta decir que el menú de cualquier restaurante dicta la selección de los alimentos, pero son los pequeños detalles (por ejemplo 1.000 juegos de palillos para un restaurante chino) los que separan a un restaurante bien equipado de uno en no tan buenas condiciones. Asegúrate de que la apertura de tu restaurante no deje nada al azar realizando el inventario de todo lo que se encuentre visible.

Muebles y mantelería

Ya sea que trabajes con un diseñador de interiores profesional o que estés haciendo el trabajo por tu cuenta, ningún artículo del inventario inicial es más importante que el mobiliario. Incluye suficientes mesas y sillas para llenar tu comedor además de conseguir mobiliario de respaldo que puedas sacar para tener asientos en eventos especiales como bodas, bar mitzvahs y fiestas. Una mezcla de formas de mesa te permite acomodar el comedor de varias formas: las mesas cuadradas y rectangulares maximizan el acomodo del lugar, mientras que las mesas redondas son más íntimas y tienden a acomodar menos gente. Considera si tiene sentido comprar mantelería y registrarla en el inventario de tu restaurante cuando puedes ahorrar tiempo y dinero rentando tus manteles, servilletas y uniformes de los camareros.

Utensilios y electrodomésticos

Entre los utensilios de cocina industrial estándar que necesitarás incluir en el inventario para proporcionarle a los chefs y a los cocineros las herramientas que necesitan para crear platillos se encuentran: una excelente colección de cuchillería profesional, utensilios de cocina de nivel industrial de hierro fundido, fondo de cobre o acero inoxidable en varios tamaños y pequeños utensilios como pinzas, cucharas para cocinar y medir, cucharones y ralladores de alimentos específicos, coladores y similares. Añade mezcladoras con motor eléctrico, licuadoras, procesadores y artículos de ayuda para la cocina similares. Tu inventario debe incluir una variedad de moldes para hornear, tazones y otros artículos necesarios para hornear y decorar. En esta categoría se encuentran incluidos los productos necesarios para colocar en mesas individuales, como juegos de sal y pimienta, dispensadores de azúcar y edulcorantes, tarjetas de mesa de comercialización y cubiertas para menús.

Vajilla y piezas para servir

A menos que estés trabajando en un establecimiento de comida rápida y esperes el uso de papel, espuma de poliestireno o plástico necesitarás una gran cantidad de porcelana de marca para tu restaurante. La gestión del inventario de tu vajilla comienza al hacer tu primera orden de compra a un proveedor. Elige uno que esté en las proximidades de tu restaurante. Ya sea que elijas un monograma de diseño personalizado o que uses un patrón comercial genérico que sea fácil de reponer, es prudente crear un inventario por computadora de platos, platillos, tazas, tazones de ensalada y cristalería para que tus camareros puedan monitorear las existencias y asegurarse de que su ruptura no te deje con poca cantidad de vajilla cuando estés más vulnerable. Si prefieres no usar un programa por computadora para gestionar el inventario, una lista de papel en un sujetapapeles servirá igual de bien (ver Recursos).

Alimentos no perecederos y perecederos

Los siguientes alimentos no perecederos son típicos artículos que los restaurantes tienen a la mano en todo momento: bebidas embotelladas y enlatadas, cereales, café, té, cacao, condimentos, especias, mermeladas, nueces, mezclas preparadas, aceites y grasas, pasta, arroz, salsas envasadas, ingredientes en paquetes con porciones y bocadillos envasados. Todo lo que deba ser refrigerado y pertenezca a la categoría de perecedero requiere tu atención para ser repuesto en el inventario diariamente. En esta categoría se incluyen los productos lácteos, carnes, mariscos, huevos, vegetales y frutas frescas además de ingredientes para ensaladas. Dirígete a tu departamento de salud de la ciudad o el estado para recibir guías si tienes preguntas acerca del inventario de alimentos perecederos e ingredientes para que no pongas en riesgo la salud de tus clientes ni la reputación de tu restaurante.

Créditos de las fotos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images