¿Cuál es la forma más efectiva de promover el trabajo en equipo?

Escrito por Candace Webb | Traducido por Lucia Ayala

El trabajo en equipo entre los compañeros de trabajo es muy importante para la satisfacción laboral. Los empleados satisfechos son menos inclinados a buscar otro empleo. Un aumento de la tasa de retención reduce tus costos, ya que no tienes que pagar constantemente para formar y aclimatar nuevos trabajadores. La manera más eficaz de fomentar el trabajo en equipo es inculcar una cultura empresarial de equipo.

Inmersión en el pensamiento de equipo

De la misma manera que los amantes del deporte se vuelven leales a su equipo favorito, puedes fomentar el espíritu de equipo en tu negocio mediante la creación de una cultura corporativa en equipo. A la gente le gusta pertenecer a algo. Dirigiéndote a los empleados como parte del equipo y asegurándote que todo promueva el equipo en su conjunto, desde los afiches en las paredes, eslóganes empresariales internos a memorándums, va a ayudar a inculcar el espíritu de equipo entre los trabajadores.

Hazlo divertido

Elegir los colores de tu logotipo de la empresa y volverlos los colores del equipo puede fomentar los esfuerzos de la cultura de equipo. Fomenta el trabajo en equipo regalando camisetas que tengan el logotipo impreso. Realiza concursos que requieran que los empleados trabajen juntos para ganar premios que consoliden aún más su relación de trabajo.

Balance

Establece metas diarias, semanales y trimestrales que los equipos puedan cumplir. Un poco de competencia deportiva sirve para ver quién puede producir la mayor cantidad de productos, vender la mayor cantidad de pólizas o tener la mayor cantidad de reuniones da a los empleados una razón para trabajar juntos. También ayuda a mejorar el balance a medida que la productividad se acelera en el esfuerzo por ganar. Ofrece un premio divertido para el equipo ganador y recuerda dar un divertido premio de consolación más pequeño al equipo perdedor.

Corta las pérdidas

Un empleado desconforme puede actuar como un cáncer, carcomiendo la moral de la empresa desde adentro hacia afuera. Si descubres que un empleado no está contento, trata de aportar soluciones para que la situación se resuelva. Si esto no soluciona el problema, considera despedirlo y reemplazarlo con alguien dispuesto a trabajar duro y ser parte del equipo.

Créditos de las fotos

  • Paul Sutherland/Photodisc/Getty Images