¿Cuál es la estrategia direccional?

Escrito por Crystal Vogt | Traducido por Rafael Ernesto Díaz
Una estrategia direccional puede ayudar a las empresas en las operaciones de crecimiento.

Una estrategia direccional puede ayudar a las empresas en las operaciones de crecimiento.

ya sea que estés empezando en tu nuevo negocio o que planees hacer crecer el ya existente, prepararte para el futuro puede ser importante para orientar tu empresa en la dirección correcta. Al preparar el presupuesto y planificar el personal, la elección de una estrategia de dirección para implementar en toda la empresa puede estimular a los administradores y al personal a ver todo el panorama, mientras el negocio avanza.

Definición

La estrategia direccional es el plan de juego que una empresa decide e implementa para hacer crecer el negocio, aumentar las ganancias y lograr sus metas y objetivos. Tanto las pequeñas empresas como las grandes pueden crear sus propios tipos de estrategias direccionales que funcionen para el enfoque y el alcance de cada empresa. Por ejemplo, algunas empresas pueden encontrar que una estrategia de cartera direccional funciona mejor, mientras que otras pueden optar por seguir una estrategia direccional parental.

Importancia

Para la mayoría de las empresas, una estrategia direccional actúa como un timón para dirigir la compañía a través de tiempos tanto tranquilos como turbulentos. Sin una estrategia de dirección, las empresas pueden perder de vista sus metas y objetivos o alejarse del camino con proyectos y planes. Una estrategia direccional mantiene a las empresas enfocadas de la manera más estratégica posible, sin dejar de hacer crecer sus ingresos y los productos y servicios ofrecidos a los clientes.

Cómo funciona

Una estrategia direccional a menudo se crea con la mirada puesta en uno o más de tres elementos: la estabilidad, el crecimiento y la reducción de personal. Como propietario de una pequeña empresa, antes de crear tu estrategia direccional, debes definir cuál es tu meta, ya sea estabilizar los ingresos de tu empresa, aumentar tus ganancias o reducir el personal o gastar para seguir adelante. Una vez que evalúes tus necesidades de negocio, puedes elegir el mejor tipo de estrategia direccional que se adapte a tu empresa. Por ejemplo, si tu pequeña empresa sufre una hemorragia de dinero, la estrategia de reducción de personal puede funcionar mejor para ti. Durante la reducción, es posible llevar a cabo despidos, eliminar productos específicos de tu línea, o declararte en quiebra o liquidación.

Tipos de crecimiento

La mayoría de las estrategias direccionales puede hacer crecer un negocio en una de dos maneras: a través del crecimiento vertical o del crecimiento horizontal. El crecimiento vertical puede incluir centrarte en los clientes actuales para aumentar sus gastos en los productos y servicios, o desarrollar nuevos productos para vender a tu base. El crecimiento horizontal, por el contrario, implica buscar nuevos clientes en tu área inmediata para comprar sus ofertas actuales y ampliar tu alcance hacia otros lugares para hacer crecer tu base de clientes.

Créditos de las fotos

  • Photos.com/Photos.com/Getty Images