¿Cuál es la diferencia entre un capellán y un pastor?

Escrito por Jeffrey Joyner | Traducido por Sofia Loffreda

Los pastores y capellanes son similares en muchos aspectos. Ambos proveen consejería y ministerio espiritual a los necesitados. Sin embargo, existen diferencias entre las dos ocupaciones. Los pastores normalmente se asocian con una iglesia o parroquia específica, mientras que los capellanes generalmente se asocian con un empleador o agencia específica. Las principales diferencias entre los pastores y capellanes radican en dónde, cómo y a quién ofrecen asesoramiento y atención.

Fe personal

El título de pastor se otorga a los líderes religiosos en las iglesias protestantes, por ejemplo, pero un pastor también puede ser un rabino, sacerdote o imán. Los pastores se centran en ministrar a los de su propia fe, o a aquellos que desean convertirse. Los capellanes pueden ser de cualquier fe y no suelen hablar de sus creencias personales con aquellos a los que están ministrando a menos que se les pida.

Lugar de ministro

Aunque los pastores pueden visitar a los miembros de su congregación en su casa, en el hospital o en un asilo de ancianos, la mayoría de las actividades se basan en la iglesia. Los capellanes ejercen sus funciones más allá de las paredes de la iglesia. Los capellanes de hospitales sosiegan a los pacientes en sus habitaciones o atienden a las familias de los pacientes. Los capellanes militares pueden celebrar servicios en capillas o en tiendas de campaña cuando se despliegan en una zona de combate. Los capellanes de la prisión aconsejan a los internos y al personal, y también actúan como enlace entre las iglesias de la prisión y las externas.

Naturaleza del ministro

La comparación de un pastor y capellán implica comparar un líder religioso y un líder espiritual. Los líderes religiosos se ocupan de las doctrinas, rituales, creencias y moralidad específica de su religión. Los capellanes respetan el derecho de todas las personas a practicar cualquier religión o ninguna religión en absoluto. En lugar de centrarse en la moral religiosa, los capellanes se ocupan de la cuestión de la conducta ética. Los capellanes pueden aconsejar que el perdón responde al interés de la persona en lugar de decir que es un dogma religioso.

Protección constitucional

Aunque la Constitución de EE.UU. establece la libertad de religión, también ordena la separación de iglesia y Estado. El Tribunal Supremo ha dictaminado que los capellanes no violan esa separación si el propósito de la capellanía es secular, como la intervención en crisis, se mantiene neutral en el tema de las religiones específicas y está abierta a los miembros de todas las creencias religiosas.

Otras diferencias

Los capellanes tienen más probabilidades de hacer frente a las personas en crisis inmediata o que han experimentado un trauma reciente. Muchos capellanes están capacitados en la escena del crimen y los protocolos de escenas traumáticas para que puedan tratar situaciones fuera de los límites de los pastores. Debido a que los pastores se les paga por sus iglesias, tienen que satisfacer las demandas de sus congregaciones; los capellanes son empleados de una empresa u organismo y deben satisfacer las demandas de sus empleadores, que pueden incluir el mantenimiento de un bajo perfil público o el mantenimiento de una apariencia políticamente correcta.

Créditos de las fotos

  • Photos.com/Photos.com/Getty Images