4 tipos básicos de razones financieras utilizadas para medir el rendimiento de una empresa

Escrito por Chirantan Basu | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Las razones financieras expresan las relaciones entre los elementos de los estados financieros. Aunque proporcionan datos históricos, la administración puede utilizar proporciones para identificar las fortalezas y debilidades internas, y estimar el rendimiento financiero futuro. Los inversores pueden utilizar ratios para comparar empresas del mismo sector. Los ratios generalmente no son significativos como números independientes, pero son significativos en comparación con los datos históricos y los promedios de la industria.

Liquidez

El ratio de liquidez más común es el ratio actual, que es la relación de activo circulante a pasivo circulante. Este ratio indica la capacidad de una empresa para pagar sus cuentas a corto plazo. Una relación mayor que uno es generalmente un mínimo, porque cualquier cosa menor que uno significa que la compañía tiene más pasivos que activos. Una relación alta indica más que un colchón de seguridad, lo que aumenta la flexibilidad debido a que algunos de los artículos del inventario y saldos por cobrar no pueden ser fácilmente convertibles en efectivo. Las empresas pueden aumentar la proporción actual mediante el pago de la deuda, por la conversión de deuda a corto plazo en deuda a largo plazo, recogiendo sus créditos más rápidamente y al comprar inventario sólo cuando sea necesario.

Solvencia

Los coeficientes de solvencia indican la estabilidad financiera porque miden la deuda en relación con sus activos y el patrimonio de la empresa. Una empresa con demasiada deuda puede no tener la flexibilidad para administrar su flujo de efectivo si las tasas de interés suben o si las condiciones de negocios se deterioran. El coeficiente de solvencia común son la deuda-activos y la deuda por capital social. La relación deuda-activos es la razón de deuda total a activo total. La relación deuda-capital es la razón de deuda total a capital contable, que es la diferencia entre los activos totales y los pasivos totales.

Rentabilidad

Los ratios de rentabilidad indican la capacidad de la administración para convertir las ventas en dólares en ganancias y flujo de caja. Las razones más comunes son el margen bruto, el margen operativo y el margen de utilidad neta. El margen bruto es la proporción de las ganancias brutas de las ventas. El beneficio bruto es igual a las ventas menos el costo de los bienes vendidos. El margen de explotación es la proporción de los beneficios de explotación a las ventas y el margen de utilidad neta es el resultado neto de las ventas. El resultado de explotación es igual al beneficio bruto menos los gastos de explotación, mientras que la utilidad neta es igual a la utilidad de operación menos los intereses y los impuestos. El ratio de rentabilidad sobre activos, que es la relación entre el ingreso neto y los activos totales, mide la eficacia de una empresa en la implementación de sus activos para generar ganancias. El ratio de retorno de la inversión, que es la relación de la utilidad neta a capital contable, indica la capacidad de una empresa para generar un retorno para sus dueños.

Eficiencia

Dos ratios de eficiencia comunes son la rotación de inventarios y la facturación por cobrar. La rotación de inventario es la relación entre el costo de los bienes vendidos en el inventario. Un ratio de rotación de inventario alto significa que la empresa tiene éxito en convertir su inventario en ventas. El índice de rotación de cuentas por cobrar es la proporción de las ventas a crédito a las cuentas por cobrar, que rastrea las ventas pendientes de crédito. Una rotación de cuentas por cobrar alta significa que la empresa tiene éxito en el cobro de sus haberes pendientes.

Créditos de las fotos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images