Criterios de adjudicación del empleado del mes

Escrito por Scott Thompson | Traducido por Luciano Ariel Castro

Todas las empresas, universidades y oficinas del gobierno utilizan los programas de premios mensuales para motivar a los trabajadores y mejorar la retención de empleados. Los criterios para el empleado del mes pueden ser un criterio objetivo, como cumplir o superar una meta de ventas, o pueden basarse en criterios más ambiguos, tales como ser un buen ejemplo de los valores de la compañía. Los criterios utilizados para el programa de premios pueden tener mucho que ver con la efectividad del programa.

Criterios generales

Los programas de premios del empleado del mes se basan con frecuencia en criterios amplios y vagos. Por ejemplo, el Departamento de Recursos Humanos de la Universidad de Maryland, enumeró una serie de criterios para las nominaciones a los premios mensuales en 2012, que incluyen las categorías de trabajo en equipo, estar más allá de las expectativas, ser un modelo a seguir, marcar la diferencia, solucionar problemas de manera innovadora y cometer una "acción distinguida". Si bien todas estas categorías representan formas válidas para que los empleados contribuyan, la amplitud de las categorías hace que toda propuesta sea subjetiva y arbitraria.

Problemas potenciales

Cuando las empresas utilizan criterios subjetivos e imprecisos para los premios mensuales de los empleados, estos pierden su poder de motivar a los trabajadores. En algunos casos, las subvenciones se conceden por razones políticas como la adjudicación a un departamento que nunca ha recibido un premio antes o en honor a un empleado simplemente por haber estado con la compañía durante mucho tiempo. Si los empleados perciben el premio como que está siendo dado por menos que razones objetivas, pueden sentir que es inmerecida en algunos casos. También pueden sentir que el premio es irrelevante para ellos ya que no hay manera de saber qué conductas o acciones lo ganarían.

Criterios específicos

Algunas empresas utilizan criterios muy específicos para elegir entre el empleado o el equipo del mes. Una oficina de ventas podría otorgarlo al mejor vendedor cada mes con un bono y una placa. Una agencia de cobro puede otorgarlo al equipo que acumule el mayor porcentaje de llamadas. Una oficina de servicio al cliente podría adjudicarlo al empleado que recibe las más altas calificaciones promedio de satisfacción del cliente. Debido a que estos criterios son objetivos y comprobables, proporcionan un verdadero incentivo para que los empleados mejoren el rendimiento. La desventaja de este enfoque es que el mismo empleado puede recibir el premio una y otra vez. Otros empleados podrían tratar de ponerse al día con este al principio, sólo para dar con la frustración cuando no tienen éxito.

Alternativas

Una forma de mejorar la eficacia de otorgar el premio a tu empleado del mes es complementarlo con otros incentivos y programas de reconocimiento. Las cifras objetivas tales como las cuotas de ventas son fáciles de medir e importantes, pero un criterio más amplio, como el trabajo en equipo y la resolución de problemas también son importantes. Puedes tener un premio mensual en base a criterios objetivos y otro que se otorgue en forma no programada a cualquier empleado que lo merezca y sea nominado por sus compañeros de trabajo por su excelencia en formas menos fáciles de medir. Algunas compañías incluso permiten que el ganador de un premio elija al próximo ganador, lo que mantiene a los empleados participando en el proceso. Cualquier criterio que adoptes, los programas de reconocimiento del empleado deben ser vistos como algo significativo por tus empleados para que puedan ser eficaces.

Créditos de las fotos

  • Creatas Images/Creatas/Getty Images