Cosas básicas para crear un negocio de magdalenas (cupcakes) en casa

Escrito por Shelley Frost | Traducido por Alejandra Rojas

Un negocio casero de magdalenas te da la oportunidad de demostrar tu habilidad con la repostería para tener una ganancia sin los gastos de las vitrinas de las pastelerías. Esta ruta alternativa en la industria viene con retos, como crear una marca y atraer clientes. También debes enfrentar regulaciones del estado para hacer funcionar tu negocio de magdalenas de forma legal. Trabaja en los detalles del comienzo del negocio antes de vender tu primer grupo de magdalenas.

Regulaciones

Los estados establecen las regulaciones que controlan los negocios caseros que involucran comida. Las restricciones varían significativamente, desde estados que te permiten vender bocadillos horneados sin cualquier inspección a aquellos que no permiten pastelerías en casa. Otros requieren que tengas una cocina para tu negocio de repostería. Por ejemplo, en Texas una ley entró en efecto en septiembre de 2011 permitiendo que las pastelerías vendan desde una casa a los clientes, en lugar de a través de otra venta minorista. Empieza con el departamento de salud de tu localidad o estado para determinar si el negocio de magdalenas en casa es en primer lugar una opción. Si es así, averigua los requerimientos específicos que debes saber, incluyendo el área de la cocina, restricciones de mascotas, licencias y registros de la compañía.

Equipo

Aunque no necesitas equipo de grado comercial para un negocio a pequeña escala en casa, necesitarás ciertos artículos para hacer tu negocio exitoso. Una batidora eléctrica te permitirá mezclar la masa para las magdalenas y el glaseado más rápido que con una batidora de mano. También necesitas varios moldes para magdalenas, así puedes hornear grupos grandes. Si compras un molde comercial grande para magdalenas, asegúrate de que se ajuste a tu horno. También necesitas equipo pequeño como cucharas, raspadores y espátulas.

Producto

Una vez que tu equipo esté asegurado, necesitarás un menú de magdalenas que haga que los clientes deseen regresar. Practica tus recetas y tu método de rellenar los moldes, así el producto sale consistente cada vez. Esto asegurará que todos tus clientes tengan la misma experiencia positiva, regresen y compartan tu nombre con otros. Empieza con una lista principal de magdalenas y sabores de glaseado que sepas que puedes crear bien. Agrega más variaciones a medida que tengas la oportunidad de experimentar y perfeccionar las diferentes variaciones.

Espacio

Los magdalenas por si solas son pequeñas pero necesitas suficiente espacio para trabajar eficientemente en tu casa para producir órdenes grandes. Si es posible, designa una alacena separada para tus suministros de magdalenas. Si necesitas espacio de trabajo adicional, utiliza una isla pequeña con ruedas o un carrito con una encimera plana, así puedes llevarla a la cocina mientras trabajas.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images