Consejos y sugerencias para el diseño de un logo

Escrito por Samantha Gluck | Traducido por Lucrecia García

Un logotipo sirve como una representación gráfica de tu empresa u organización. Las empresas los utilizan en los materiales publicitarios de papelería y tarjetas de presentación como una simple marca visual que permite un fácil reconocimiento de la empresa. Los emblemas de logo más efectivos son memorables y efectivos, ya sea en color o en tonos en escala de grises.

Mantenlo simple

Un logo exitoso inspira confianza y lealtad. No tiene por qué representar la naturaleza de tu negocio. De hecho, cuanto más simple sea el diseño de tu logo, mejor. Piensa por un momento acerca del emblema asociado a los productos Nike. No transmite calzado deportivo y ropa más de lo que evoca pañales para bebés o refrigerios. El logotipo de IBM asociado con International Business Machines no da ninguna pista de los sistemas informáticos de la empresa e innovaciones. Un diseño simple pero memorable será rápidamente asociado con tu negocio y lo distinguirá de otros en tu lugar.

Diséñalo con vectores

Ya sea que diseñes tu propio logotipo o contrates a un profesional para que lo haga, asegúrate de que el software de diseño utiliza vectores. Muchos de los programas de diseño más populares utilizan la tecnología para gráficos vectoriales. Los gráficos diseñados utilizando vectores exportan fácilmente a una variedad de tamaños y formatos y no ralentizan la carga la página o correos electrónicos.

Hazlo apropiado

Si tu empresa ofrece servicios profesionales tales como asesoría legal o tratamiento médico, diseña un logotipo que exprese el nivel de profesionalismo esperado por los clientes potenciales. Olvídate del factor humor o lindo para este tipo de empresas. La gente quiere un profesional serio al elegir un abogado, médico, arquitecto o constructor de viviendas. Si tu negocio está dirigido a niños, niñas o adolescentes, la edad apropiada para monerías puede hacer que tus productos o servicios sean memorables e identificables.

Elige las fuentes y los colores con cuidado

Con la gran variedad de fuentes y colores para elegir, puedes sentir la tentación de diseñar un logo complejo, utilizando diferentes colores y tipos de letras que varían mucho entre sí. Demasiadas fuentes hará que el concepto del logotipo pierda cohesión. Si decides usar dos fuentes para contrastar, elige dos del mismo tema. Las fuentes que varían en exceso pueden evocar emociones que compiten al ver el logo. Si utilizas más de un color, asegúrate de que el producto final no se vea muy cargado y confuso. Recuerda, quieres que el logotipo se vea bien cuando lo ves con o sin color añadido. Los gradientes de color añaden precisión a los diseños sin verse exagerados. Pondera los logos más populares. Con pocas excepciones, la mayoría utilizan tres colores o menos.

Repítelo en todos lados

Muestra tu logo en todas partes. En cada trozo de papel que salga de tu oficina, desde facturas a cartas y servilletas de cóctel, debe figurar tu logotipo. Coloca una versión magnética del logo en el coche o píntalo permanentemente en el vehículo. La repetición hace que sea reconocible para los clientes actuales y potenciales cuando la necesidad de tu producto o servicio se presenta.

Créditos de las fotos